Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

sábado, 21 de mayo de 2011

CAPITULO 3

Seattle


BPOV


Los kilometros parecian volar bajo las ruedas del Porsche de Alice, un par de horas hacia que habiamos salido de Forks realmente Alice conducia como una loca, pero no estaba de humor para peleas, me relaje mientras miraba por la ventanilla el paisaje era nuevo para mi el cielo paracia mas azul de lo que lo recordaba y el sol mas calido. Cuaánto más me alejara de casa mas relajada me sentia.
Entrando por la autopista pude observar el movimiento de la ciudad, era temprano todavia llegariamos justo para almorzar.
Alice me miraba de reojo y hacia comentarios sobre lo lindo que habia quedado el departamento y de la millones de tiendas a las que visitariamos, tendria que buscarme un tabajo pronto si no queria que mis ahorros caducar antes de fin de mes. Charlie se habia ofrecido a pagar la cuota de la Universidad argumentando que era su obligacion como padre.
Seattle era hermoso, era segunda vez que venia la primera fue cuando vine a inscribirme para la Unervisidad.
Llegamos al departamento de Alice, bueno mas bien de sus hermanos, no los conocia personalmente pero sabia casi con detalle su vida privada; ella los adoraba Emmett el mayor tenia 27 años era Licenciado en Marketing trabajaba en Cullen Company, la empresa de la familia de Alice; tenia novia o mejor dicho pareja porque vivian juntos ella se llama Rosalie y por lo que se es muy hermosa.
El otro hermano de Alice el menor se llama Edward, tiene 24 años y acaba de terminar la facultad, es Licenciado en Economia, es muy soberbio, irritable y un mujeriego de primera segun su hermana, seria bueno no tener que encontrarmelo muy seguido porque se habia mudado a peticion de Esme su mamá.
El lugar era enorme sino me quedo corta, después de un pequeño recibidor, se abría un gran salón con inmensos ventanales, era más grande que mi casa entera. Una zona de estar con un sofá blanco y una mesita delante, un gigantesco televisor colgaba de la pared de enfrente, debajo, una enorme y moderna chimenea, en el otro extremo una mesa de comedor redonda con seis sillas, todas las tapicerías de suaves tonos blancos, el suelo estaba cubierto de alfombras también en tonos blancos y beige, muebles de maderas oscuras como el suelo, obras de arte de todo tipo colgaban de las paredes… definitivamente Esme si que sabe hacer su trabajo. La cocina sencillamente era fantástica el sueño de cualquier chica a la que le gustara cocinar y esa era yo estaba decorada en tonos blancos y negros, equipada con toda clase de artefactos de las mas ultima tecnología de seguro pasaría mucho tiempo ahí.
Entramos en el que seria mi dormitorio, una enorme cama de madera oscura dominaba el espacio, vestida de blanco, solo tenía cabecero, una mesilla de noche a cada lado con lámparas, junto a la cama una cómoda butaca también blanca, las paredes estaban pintadas de un azul cielo hermoso había  un mueble con cajones y sobre él un gran espejo y otra lámpara. Al lado de este mueble, una puerta que daba a un vestidor, donde toda mi ropa sólo ocuparía una pequeña parte…En la pared que quedaba en la habitación, otra puerta daba al baño completo, también enorme, todo de mármol beige, a la derecha lavabos sobre una encimera del mismo mármol y un gigantesco espejo, a la izquierda los sanitarios, al fondo una bañera de hidromasaje, y una ducha. Estaba abrumada, todo lo que tenía que ver con los Cullen era grande, lujoso y avasallador. No lograba entender qué hacía yo allí. Alice estaba en silencio desde que empezamos el "tour", pero no me quitaba los ojos de encima, atenta a todas mis reacciones.
Una lagrima cayo por mi mejilla y luego otra, -te gusta, de lo contrario podemos cambiar lo que desees- dijo Alice media asustada, la mire y la abrase con todas mis fuerzas - es perfecta- le dije no tenia mas palabras mi mente no lograba registrar tantas emociones juntas, esto era mucho mas de lo que nunca espere los sentimientos se arremolinaban en esta habitación, sentí que este era mi lugar en el mundo en el que podría ser completamente feliz.
Alice me sonrió y se fue a su cuarto a comenzar de organizar su placar era enorme le llevaría días guardar tanta ropa, aun no comprendo esa manía que tiene por la ropa no es que yo fuese una desinteresa del tema me gustaba verme bien pero Alice era de otro planeta.
Ordene todo lo que pude en tiempo récord y salí a la sala donde vi que mi amiga estaba en la puerta atendiendo al delivery, genial pizza.
Nos sentamos frente al gran plasma y nos dedicamos a comer y a reírnos de cualquier cosa podría jurar que nada opacaria mi felicidad.
Recogimos todo y note que mi amiga estaba medio nerviosa y entusiasmada a la vez la mire fijamente sabia que se traía algo en manos
-Bella, recuerdas a Jacob- me dijo
-Claro Alice ¿el chico que conocimos en Port Ángeles hace 1 mes no es así?- le dije me había agradado mucho Jake, lo conocimos mientras comprábamos nuestros vestido el estaba con su hermana Leah en la misma tarea y parecía aburrido hasta que se unió en la excursión, pero no podía permitirme estar cerca de un hombre, no lo soportaba.
Flash Back
-Papá se que es tarde pero tengo que ir al supermercado mañana no tendré ni para hacerte el desayuno- le decía a mi padre que estaba mirando un partido de baloncesto en la televisión, se me había pasado la hora estudiando y cuando me di cuenta baje a toda prisa para hacer la cena y zas no había nada mas que pescado en el refrigerador, no es que no me gustara solo que tampoco tenia cereales, leche ni una solo manzana y eso era imperdonable.
-Esta bien Bella ve pero ten cuidado y apresúrate- me dio un beso en la mejilla y volvió a su trono.
Salí encapuchada por el frió que hacia y me subí a mi viejo chevy, llegue hasta el super y compre todo lo necesario para una semana de camino a casa vi que había obscurecido se me había pasado el tiempo demasiado rápido.
Faltando poco para llegar escuche una explosión y por poco casi pierdo el control del chevy logre aparcarlo en la vanquina y baje ¡¡genial!! el neumatico falleció y ahora  tendría que caminar hasta a casa y pedirle a Charlie que viniera en el auto y me remolcara.
Subí mi chaqueta hasta arriba y espese a caminar hacia mucho frió esa noche hasta que unos faros me alcanzaron, me gire y vi que se trataba de dos jóvenes del Instituto los reconocí eran de tercer año lo sabia por mi amiga Jessica ella había sido novia de uno de Eric el mas desgarbado, el otro era alto y tenia un rostro muy bonito, llevaba el cabello atado en una coleta se llamaba James y era muy amable.
Se detuvieron y me preguntaron si deseaba ayuda no supe que responder había algo que me hacia desconfiar, insistieron diciendo que no eran horas para andar solo y que el jefe de policía no les perdonaría si algo malo me sucedía.
Me decide y subí al auto sin saber que yo sola iba hacia mi perdición, note que estaban algo bebidos, se reían  
continuamente y miraban de reojo por el retrovisor hacia mi asiento de atrás.
- Esta bien dejen me aqui yo camino, no quisiera tener que desviarlos-les dije cada vez mas nerviosa.
-No te preocupes preciosa nada malo te pasara- y aceleraron girando en sentido contrario a mi casa.
Comen se a gritar y a llorar para que se detuvieran y me dejaran en paz pero no lo hacían el mas desgarbado se tiro hacia el asiento de atrás y me tapo la boca mientras que el otro giraba y se detenía junto a una cabaña abandonada al lado del bosque  terror lleno por completo mis sentidos.
Me sacaron entre los dos y me tiraron en el piso sucio de la cabaña, Eric salio y me dejo sola con James, este se me acerco y empezó a golpearme a patadas en el estomago, en las piernas y con los puños me pegaba en el rostro creí que moriría, hasta que oí mis prendas rasgarse de un tirón y sentí a este monstruo manoseándome, mordiendome todo el cuerpo, tal vez fuese el destino o cualquier otra cosa pero toque con mis manos algo duro, para recia pesado y lo tome. El maldito estaba bajándose los pantalones cuando lo golpee con toda la fuerza que tenia en la cabeza, vi que cayo sobre un costado inconsciente. Llore por mi suerte y porque ya no tendría mas fuerzas para luchar contra el otro que estaba afuera, me arrastre como pude hasta la puerta y la abrí solo un poco, no había nadie de seguro el otro estaría esperando su turno en el auto.
Salí gateando hasta el costado de la cabaña y divise que el bosque estaba cerca, tome valor y me arrastre despacio ya no podía mas, cuando llegue caí rodando en una sanja y le pedí a dios morir, en mi cuerpo ya no   quedaban mas fuerzas, mi rostro sangraba y mis piernas no me respondían, un pinchazo muy agudo en el costado y el aire se escapaba de mis pulmones, mi mente no colaboraba  poco a poco fui desfalleciendo en las tinieblas.
-Bella, Bella hija despierta por favor- decía mi padre pero yo no podía abrir los ojos, mi cerebro se negaba a  obedecer me, tal ves seria un acto reflejo para protegerse.
-Ella va a recuperarse Charlie sus heridas están curadas, las costillas soldaron perfectamente solo nos queda saber si su cerebro no sufrió daño por los golpes- decía una vos que no conocía pero que me transmitía paz y seguridad.
-Lo se doctor es que ya no soporto verla así, van casi cuatro meses que esta en esta cama y aun no despierta-
¿qué? cuatro meses debería haber un error, heridas, costillas soldadas que era todo eso?
-ya veras que pronto se despertara debes tener paciencia su cerebro debe estar procesando lo que sucedió y aun no es tiempo eso es todo, ademas sabes bien que deberá asistir a una terapia cuando reaccione en estos casos es imprescindible- decía esa vos; mi mente buscaba y buscaba y no lograba registrar daño alguno.
¿que había sucedido? solo se que sentía mi cuerpo normal o casi normal, mis ojos pesaban una tonelada  y mis labios permanecían hermeticamente cerrados y por esfuerzos que hiciera nada, frustran te me agotaba de solo intentarlo.
-¿sabes algo de esos malditos?- le pregunto el doctor a mi padre
-si-
- Eric fue demorado pero por faltas de pruebas lo tuvimos que dejar ir en cambio el otro hijo de perra mal nacido se comprobo que la piel que tenia Bella en sus uñas eran de él pero salio libre cuando su papa pago la fianza sin pestañear, es indignan te saber que están sueltos y que no podre proteger a mi hija de esos bastardos- decía mi padre mientras sentí el ruido de una puerta cerrarse.
En ese momento mi cerebro hizo un clic y recordé todo y mas, la angustia por llegar a casa, la desesperación por escapar, el dolor, los golpes, la boca de ese mal nacido en mi cuerpo, sus dientes, el olor de la sangre en mi rostro, el corazón me salio disparado al procesar lo que me había pasado y pegue un grito desgarrador, abrí los ojos de golpe y las lagrimas corrían como ríos por mis mejillas mientras mi padre me abrazaba y decía que todo iba a estar bien.
Fin Flash Back

-Es que le avise que llegaríamos hoy y me acaba de llamar para invitarnos a una fiesta que hacen para festejar que se resivieron- dijo Alice mientras me rogaba con la mirada ir.
-Si tu quieres puedes ir yo estoy cansada y creo que me recostare un rato- le dije tratando de parecer convincente.
-Bella Swan, si tu no me acompañas yo no iré sola y lo sabes ademas hace mucho que no nos divertimos y se que juntas nada malo nos pasara- decía enfurecida mientras caminaba por la sala como un gato enjaulado.
Trate de poner mi mejor cara de poker para que no me descubriera, sabia que era una batalla perdida, Alice era así un torbellino de emociones cuando algo se le cruzaba en la mente.
Pensé que tal vez no seria mala idea volver a ver a Jake  mientras controlara cierta distancia no habrías problemas ademas mi amiga estaría alli, la mire y le respondí - ¿Como puede ser que alguien de tu tamaño sea tan irritable?, me sonrió y se lanzo a mis brazos en un abrazo sincero.
-Te adoro amiga sos la mejor, se que te hará bien salir un rato- me decía mientras corría como loca hacia su habitación y me arrastraba con ella, definitivamente iba a ser una larga noche...
Dos horas mas tardes estábamos listas para salir, Alice se veía preciosa en su vestido de llamativo de satén negro con cortes geométricos que dejaba al aire grandes triángulos de su nívea piel, su cabello corto y rebelde de un negro intenso estaba peinado con puntas hacia cualquier dirección llevaba unos zapatos de vértigo altísimos
Por mi parte llevaba un vestido de Gaza Azul eléctrico que se amoldaba perfectamente a mi figura parecía un segunda piel, me llegaba hasta la rodilla peo tenia un tajo muy sugestivo que venia hasta la mitad de mi muslo debería tener cuidado con eso, mi cabello caía como una cascada en mi espalda Alice lo peino en suaves ondas y parecía mucho mas hermoso, me maquille suavemente los labios en un tono rosa y delinee mis ojos de negro, me subí en mis zapatos azules como el vestido y altísimos como los de mi amiga, me mire en espejo una vez mas y no podía creer que era yo la misma mujer que se veía, parecía tan hermosa, segura de si misma y por dentro... bueno basta me dije se lo debía a mi amiga y salí en busca de Alice esta noche no podía permitirme estar triste.



No hay comentarios: