Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

domingo, 22 de mayo de 2011

CAPITULO 4

Visiones

EPOV


Sencillamente deliciosa Tanya si que sabia como conformarme, no niego que sea una zorra pero en este momento lo necesitaba. Estábamos en el sofá besandonos como locos, el whisky me había proporcionado un calor extra y me saque mi chaqueta estaba que ardía, en cualquier momento tendría que salir de aquí mis pantalones me estaban delatando pero me sentía demaciado cómodo, ademas no hacia ni dos horas que estaba y era una fiesta en mi honor.
Emmett se había ido no soportaba la idea de mentirle a Rose o mas bien seria que tenia miedo a las consecuencias, ridículo.
-Edward nos estamos viendo hermano- me había dicho y salio pitando de allí.
Por su parte Jas estaba con Carmen una chica de cabello obscuro, alta y delgada hermosa pero era amiga de Tanya y por mas que quisiera tenerla no podría. bailaban muy juntitos de seguro no faltaría mucho para que me hiciera señas y nos iríamos los cuatro al depa.
Había llegado mucha gente recién ahora lo notaba ya que Tanya me dio un respiro y fue al baño; la mayoría de mis compañeros, chicos de segundo y otro tanto que no conocía. Había una enorme variedad de chicas rubias, morenas, pelirrojas las registre mentalmente para un futuro no muy lejano.
Note que Tanya regresaba con otra vaso de whisky había perdido la cuanta de cuantos llevaba no es que no tomase pero esta noche no podía parar tenia una sensación rara algo así como un presentimiento, hay Edward me dije mas vale que te dejes de pensar tonterías y consentrate en la belleza que tienes al lado.
-Quieres bailar preciosa- le dije a Tanya mientras esta me rosaba con disimulo mis partes intimas al levantarse del sofá, maldita zorra me estaba provocando, me las pagaría.
Bailamos varios temas, y Jas me hizo señas para que lo acompañara al baño, que raro nunca me habia interrumpido cuando estaba con alguien.
Me excuse finjiendo que me sentia mareado y lo acompañe.
Cuando llegue estaba apollado contra la pared, nervioso y algo confundido.
-¿Que sucede Jas?- le dije nunca lo habia visto tan transtornado y me estaba asustando.
-Es ella, Edward estoy completamente seguro de que es ella- me dijo aun mas perturbado
-¿Ella quien? explicate porque no te entiendo, Carmen te hizo algo?- no me imaginaba que podria ser
-NO.. Carmen no ella no significa nada para mi y lo sabes, es esta joven que acaba de llegar-
-Jas no se que es lo que te sucede pero me estas asustando- la cabeza me daba vueltas y las palabras me costaban,maldito whisky.
-Es que no comprendes Edward ME ENAMORE!!!- dijo casi gritando me tambalee y por suerte estaba la pared, que que?
-¡Qué te enamoraste Jas! no digas tonterias tu eres un perro como yo solo nos divertimos hermano el amor no figura en nuestra lista- le dije riendome
-Eso pensaba yo hasta que la vi, te juro que no voy a para hasta tenerla conmigo hermano- y salio desidido a buscar a la misteriosa chica.
Estaba confundido el alcohol no me dejaba procesar bien la informacion que estaba reciviendo, nunca habia visto asi a mi amigo y hacia años que lo conocia, habia sido mi compañero de juerga desde que Emmett me abandono para estar con Rosalie, Jas era la unica persona que me conocia tal cual soy el sabia que mi vida no era tan perfecta como yo les hacia creer a todos y ahora esto, tenia que haber un error esperaba que todo fuese a causa del alcohol, tenia que salir de alli, buscar a Tanya y darme un buen revolcon mañana seria otro dia mejor, lo espero.
Sali rapido del baño un poco atontado y tambaleandome no vi que habia alguien en el pasillo porque estaba muy obscuro y me cai sobre esta persona, un aroma embriagador  a fresas se apodero de mis sentidos,  empece a maldecir y me levate con dificultad, vi que era una joven la que estaba en el suelo y le ofrecí mi mano era lo mínimo que podía hacer ya que había sido  yo el culpable.
-No gracias contesto- fue muy cortante sentir que estaba muy irritada y eso me enfureció, se incorporo lentamente revisando cada detalle de su vestido me dio la espalda y salio pitando.
Al salir hacia la luz la tome de la muñeca y la gire hacia mi, sentí una descarga eléctrica en todo el cuerpo.
 Tal ves fue el exceso de alcohol, o la confesión de Jasper pero mis piernas me fallaban, sino lograba recuperarme me caería frente a esta chica, por Dios era el ser mas hermoso que mis ojos hayan visto, su figura era espectacular era delgada y tenia suaves cuervas que estaba deseando acariciar, piernas largas esbeltas blancas como la nieve,cintura era tan pequeña y marcada, sus senos tenían el tamaño justo de mis manos, el cabello castaño y largo caía como una cascada  sobre su espalda en ondas mantuve las ganas de acariciarlo, su rostro de ensueño tan pálido como el mio y tan perfecto , su boca era carnosa y me invitaba a besarla, unos enormes ojos color chocolate me miraban con una expresión extraña hasta parecía hostil y asustada lo que me hizo volver a la realidad.
 -Solo quería disculparme- le dije y creo que mi vos salio quebrada.
Me miro un instante y un rubor intenso se apodero de sus mejillas por dios como si fuera poco eso era una invitación para mi?, mi mano se movió en su dirección pero ella fue mas rápida y solo contesto
 - Si no estuvieses tan borracho me hubieras visto- se giro y se fue así sin mas.
Me quede pasmado viendo como se deslizaba hacia un grupo de chicos en el otro extremo de la sala, el vestido se adhería como una segunda piel era un crimen verla y ese color le quedaba espectacular, sin saber porque me irrite mucho, vi que uno se le acerco y le dijo algo en el oído ella bajo la mirada y asintió suavemente vi que se iba con el, maldita zorra se va con el primero que encuentra, cerré mis puños y me fui directo hasta la barra me pedí un whisky doble y me lo tome de un seco, así segui con tequila, vodka y nose cuantas cosas mas, lo único que se es que Tanya se me acerco y le pedí que me dejara en paz, no estaba de humor de seguro así seria un pésimo amante ademas, no veía ni a un metro de mis pies.

Escuchaba sonidos a mi alrededor, pero no lograba despertar mi cabeza estallaba en mil pedazos, abrí los ojos lentamente y mil agujas se me clavaron en la retina, como pude llegue al baño y vomite hasta el apellido, me mire al espejo y un cadáver se vería mucho mejor que yo, tenia unas ojeras violetas bajo mis ojos que eran tan rojos como la sangre, un color pálido casi olivacio dominaba mi rostro, abrí el botiquín y me tome 4 pastillas juntas para la resaca esperaba ansioso que dieran resultado.
Definitivamente nunca mas me acercaría al whisky, ni a cualquier bebida blanca existente en la faz de la tierra, me duche con agua bien caliente, sentía un frió desgarrador por mis huesos.
Mientras me cambiaba Jas golpeo la puerta y entro tras mi aprobasion,
-Hasta que despiertas- dijo, -pensé que tendría que llamar a la funebrera parecías un muerto-, lo mire contrariado que horas serian? tome mi reloj y vi que eran las diez de la noche del día siguiente a la fiesta, genial había dormido casi un día completo, no lo podía creer.
Salí directamente hasta la cocina y lo primero que busque en el refrigerador fue una botella con agua la bebo completa y saque otra, cuando iba por la mitad Jas me dijo - me puedes  explicar que fue lo que te paso, nunca en los años que te conozco te he  visto así Edward, parecía que el mundo se fuese acabar por la forma en que bebías estabas totalmente desquiciado hermano-
Trate de recordar que era eso que Jas decía que había pasado pero solo eran tinieblas en mi mente tan agobiada, solo sabia que tomaba y que no podía parar hasta que recordé, era ELLA, la chica del pasillo, la del vestido azul, del cuerpo perfecto, de los ojos mas hermosos y profundos en los que haya mirado, si la misma que se fue con ese chucho de la fiesta, maldita sea hubiese preferido que fuese solo una visión de mi imaginación.
Una punzada recorrió mi pecho de solo recordarla, un escalofrió me cruzo por el cuerpo y con ello una sensación de soledad, que me pasaba, estaría enfermo?
-No se que quieres escuchar, no tengo nada que decir- le conteste y me fui nuevamente a mi cuarto necesitaba dormir.
Cuando me desperté eran las siete de la mañana era domingo y mi estomago rugió pidiendo alimento hacia casi dos días que no probaba bocado, estaba famélico, fui a la cocina y me prepare un sándwich con todo lo que encontré, tome un vaso de leche y me fui a la sala me senté en el sofá y prendí el plasma; no prestaba demasiada atención me recosté y me dormite hasta que sentí a Jasper en la cocina.
Trate de romper el hielo y fui a conversar con el, la noche anterior no había sido muy amable y necesitaba con urgencia poner mi cerebro en funcionamiento, ya tendría tiempo para pensar en lo ocurrido.
Jasper me contó, todo sobre su chica, no dude en preguntarle si estaba realmente seguro de lo que me había dicho a lo que respondió con una afirmación irrevocable.
Una extraña reacción de celos me abrumo por lo que me interese mas en la joven que había flechado a mi amigo, -¿ y dime Jas como es?- le dije no quería llevarme una mala sorpresa.
-Es perfecta Edward, el ser mas hermoso que haya existido- me contesto y suspiro, puse los ojos en blanco.
-No me refería a eso amigo, sino a como es físicamente, había muchas chicas tal vez se de quien me hablas- le dije disfrazando mi mejor cara de poker.
-Es pequeña, de tez blanca como la nieve, cabello negro corto y muy simpática- dijo ruborizándose
Un alivio contenido salio de mi cuerpo y volvía a respirar, -y sabes algo de ella observe que anoche había mucha gente desconocida en la fiesta y eso no es normal- ahí venia mi anzuelo a ver si podía pescar algo mas.
-Por lo que se acaba de llegar, y vive con una amiga  fue lo que me contó Alec ya que su amigo Jacob Black la conoce a ambas-
-Bien por ti amigo espero que tengas suerte y la puedas ver nuevamente- dije soñando con ver a mi chica también  por dios mi chica dije realmente estaba enfermo tendría que ver al psiquiatra urgente, estaba divagando.
- claro que la veré, olvide decir que estudiara en la misma Universidad que nosotros por lo que si todo va bien sera mi alumna espero- decía mientras una sonrisa se cruzaba por sus labios estaba feliz y eso me hacia sentirme un miserable por envidiarlo tanto.



1 comentario:

cullen dijo...

jajajajajaja
hay que ver,jasper le describe a la chica y no sabe que es su propia hermana,que vivira en su depa y ademas con la chica que lo trae de cabeza.
esto cada vez esta mejor