Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

miércoles, 25 de mayo de 2011

CAPITULO 6

Sueños


EPOV


Pase la mañana sin nada que hacer el tedio era algo a lo que no me podía acostumbrar, odiaba los domingos y mucho mas aun sintiéndome así, era una sensación rara una mezcla de emociones que no lograba identificar.
Trate de concentrarme y empezar a preparar mis clases, aun faltaban dos semanas pero era mejor dejar todo organizado, en eso estaba cuando me encontré pensando par de enormes ojos marrones, de color chocolate, en medio de un rostro pálido, con forma de corazón. 
Conocía ese rostro claro que lo conocería asi estuviese en las mismísimas sombras, era el rostro de ella, de la chica de la fiesta, sacudí mi cabeza a ver si así mis pensamientos se disipaban pero fue imposible, seguían ahi cada vez mas arraigados a mi mente; tenia que hacer algo o enloquecería. 
Disidí salir a correr hacia días que no lo hacia y eso tendría mi mente ocupada, me cambie mis Jeans por unos joggins deportivos y mi camiseta por una sudadera que usaba para correr, una campera de algodon, me calse mis zapatillas preferidas y salí.
El clima estaba algo frio el dia de hoy por lo que subi mas aun el cierre de mi campera y aumente la velocidad, era gratificante sentir como mis pulmones se esforsaban cada vez para conseguir oxigeno, hacia un año que habia dejado de fumar cuando me di cuenta que no podia correr lo sufiente, ahora todo volvia a la normalidad, siempre habia sido bueno para correr pero nunca quise inscribirme en ningun equipo lo mio era otra cosa, mi padre siempre lo supo, me decia que tenia una habilidad innata gracias a el me sumergí en mundo de las finanzas y mercados que me fascino, lo único que deseaba ansiosa mente era trabajar en nuestra empresa no es que no lo hiciera porque hacia años que trabajaba como asesor de mi hermano Emmett pero yo quería formar parte de la misma con mis propios conocimientos sabia que podía hacerlo y desde luego muchas de las ideas que hoy hacían de Cullen Company ser lo que es habían sido mías, estaba orgulloso de eso al que mi padre.
Me disgutaba era saber que tendria que esperar un año para poder lograr mi sueño, esa estupida norma que habian implementado en la Universidad me ponia furioso, como sino hubiese sido poco, despues de pasar tres años en Economía y unos mas para la licenciatura ahora debía otorgar un año de mi valiosa carrera a la Institución, solo así obtendria mis acreditaciones para poder trabajar donde quisiese; mi padre me había dicho que no era necesario hacerlo pero yo sabia que sin esas malditas acreditaciones nunca seria reconocido por mi trabajo en ningún lado, ademas Jas también debia hacerlas eso me reconfortaba un poco.
Obserbe el cielo cada ves mas obscuro y emprendi la vuelta, llevaba cerca de dos horas corriendo y el clima estaba empeorando.
Jas estaba sentado frente a su ordenador, ni siquiera me vio cuando entre, me di una ducha rápida y fui a la sala.
-Acaba de llamar Em, dijo que no podía comunicarse contigo que seguro te olvidaste el celular aquí- decía sin mirarme siquiera estaba absorto con su tarea.
-A si, creo que lo deje en mi habitación, ¿sabes que quería?-
-Si, dijo que Alice ya esta aquí, y que lo llamaras para acordar almorzar juntos mañana- me contesto
-Gracias, ahora mismo lo llamo- di media vuelta y fui a la cocina a tomarme un jugo.
Marque el numero de Emmett y contesto en el segundo timbrazo. 
-Hey hermano, acabo de llegar y Jas me contó las buenas nuevas- 
 - ¿y que me dices te nos unes mañana? nos juntaremos aquí en casa de Rose, hace tiempo que vemos a Alice y estoy ansioso por poder abrazarla- decía super entusiasmado, yo también adoraba a mi hermanita a pesar de que me había sacado como rata por tirante de mi propia casa por esa bendita amiga, lo que me recordó preguntar...
 - ¿Sabes si Alice va sola mañana?, porque tengo entendido de que esta viviendo con una amiga- le dije con un tono un poco áspero no tenia ganas de conocer a la intrusa que me hecho de mi casa.
-Eso mismo le pregunte, y me contesto que si, pero me dijo que si alguno de nosotros quería ir a visitarla que la llamáramos primero, párese ser que a su amiga no le agradan las visitas- decía Em un poco confundido.
-Esta bien sabemos como es nuestra hermana de exagerada pero por las dudas no rompamos sus reglas, mañana te veo entonces salúdame a Rose- le dije mientras cortaba.
Esto si que estaba raro, ¿por qué mi hermana no quería que fuésemos a visitarla sin antes avisar?, ¿quién era esa amiga suya que hacia que Alice cambiara todo por ella?, me sorprendía que le hiciera caso debía quererla mucho de seguro.
-Algún dia me vas a tener que presentar a tu hermana Edward, o acaso es casualidad que siempre que vino yo estaba de viaje?- me pregunto Jas por lo que le lance una almohada por la cabeza.
-Sabes que si no la conoces no es por mi culpa querido amigo, tu eras el que siempre has estado viajando para las vacaciones mientras ella viene a visitarme, ademas apenas tiene 18 años Jas y no me  gustaría ver la cara de Em si te escucha- ambos nos reimos, Jas parecia mas distendido al parecer se estaba olvidando de su chica fácilmente aunque yo.. todavía la tenia presente hasta para respirar, estupideces, me dije y me fui a mi cuarto.
Una vez allí me deje atrapar por su recuerdo, su hermosa piel de seda, su rostro tan perfecto, su cabello tan largo como me gustaba, su cuerpo tan frágil, tan pequeño y tan hermoso, lleno de suaves curvas en las que podía perderme fácilmente, su vos era algo que me costaba recordar pero tenia un timbre suave y penetrante,  su olor a fresa  era tan dulce para mi, hacia que mi boca se hiciese agua solo de recordarla y después estaba ese suave rubor que adquirieron sus mejilla,  ah...  eso mas que suficiente para mi, saber que por alguna extraña razón sea por rabia, timidez, curiosidad, vergüenza o algo mas ella se había ruborizado para mi, era un punto para mi autoestima, cerré los ojos y divague con ella junto a mi, nuestros cuerpos entrelazados formando uno solo, besar sus labios carnosos y dulces, mis manos en su piel recorriendo todo su cuerpo conociendolo centímetro por centímetro reclamándolo como mio, su aroma llegando hasta las ultimas de mis terminaciones nerviosas penetrándome hasta el alma y ahí estaba yo sumergido en mis sueños cuando sentí un fuerte golpe en mi cabeza y reaccione, estaba en el piso me habia caído de la cama, solo había sido un sueño un dulce sueño y la verdad corrió por mis venas  y me abrasó el pecho hasta consumir cualquier impulso, la quería aun sin saber ni siquiera quien era, la quería para mi  solamente para mi y no descansaría hasta tenerla en mis brazos aunque sea una sola vez eso bastaría para calmar mis ansias, recorde al tipo que se le hacerco y que luego se fue con ella, lo odiaba sabia que debía poseerla por completo, solo después podría seguir con mi vida, antes no.





3 comentarios:

Rina dijo...

Este capitulo es mas corto que los demas, pero les prometo que el que sigue sera mas jugoso, comenten si les gusta por favorrr!!!

cullen dijo...

Que nervios,Jas esta apunto de reencontrarse co Alice.
me encanto,un capi fantastico.

Axavenus dijo...

Genial.. me gusto mucho el capitulo y como Jazz volvera a ver a Alice...
Super bueno amiga!!
Cariños

Axavenus