Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

domingo, 14 de agosto de 2011

CAPITULO 18

EPOV


Relación


Al terminar mi clase salí disparando para las aulas de primer año. Me sentí un tanto estúpido al hacerlo pero era necesario. Necesitaba hablar con ella, explicarle un par de puntos que al parecer no tenia claros en nuestra relación. 


¿Nuestra relación?


 ¿Cuando fue que pareció la palabra NUESTRA en mi vocabulario de amantes?




Definitivamente esta chiquilla me trastornaba hasta las neuronas.


El aula estaba completamente vacia. 


¡Bingo! 


¡ Maldición! Ahora debería esperar hasta mañana para poder verla.


Patee el piso con tanta fuerza que apenas si habia reparado en la persona que estaba detras mio. 


-¿Aun por aqui Profesor? - pregunto una vos que por primera vez no queria escuchar.


- Precisamente estaba retirandome - sin mirarla comense mi huida no era ni el lugar ni el momento indicado.


- Edward, por lo que veo te haz tomado el papel de profesor como si fuese real - dijo Tanya mordaz haciendo un esfuerzo para caminar a mi lado.


- Tanya mientras este en esta institucion ese será mi único papel, ahora disculpame debo salir estoy llegando tarde a otro sitio - le conteste cortante


- ¡Claro! a ver a esa chiquilla a la que por la que no dejas de babosearte ni te creas que no me he dado cuenta Edward - sus palabras salieron tan afiladas que tube que girarme para enfrentarla.


- Mi vida privada no es tu incumbencia Tanya.


- ¡Oh! si lo es Edward acaso no recuerdas la utima vez que estuvimos juntos querido, pues dejame decirte que yo si perfectamente asi que venia a proponerte repetirla solo para que no se olvide, esa niña no te dara nunca lo que yo - decia misntras recorria sus senos con sus propias manos. Era peor de lo que me imaginaba.


- Lamento defraudarte pero esa niña es mucho mas mujer que tu querida - su cara se descompuso y crei que le daria algo alli mismo - si me disculpas mi niña me espera - dije y sali de alli a toda prisa.


¡Mierda!


¡La habia cagado! 


Las palabras de Jasper me llegaron otra ves a los oidos: 


"Recuerda que nadie debe saber que estas saliendo con una alumna Edward" 


¡Ja!


 De seguro mañana saldría en primera plana del diario estudiantil pero ese no era mi problema ahora, lo mejor sería hablar con Bella y decirle que estuviese preparada, Tanya era demasiado tenaz y sabia que no se conformaría con humillarme solo a mi.




Ya en mi auto trate de saber el porque de toda esa absurda conversación, me mataba que la llamaran niña, Bella era mas joven si pero apenas unos pocos años menor que yo. Su inocencia quedaba demostrada con solo mirarla y aunque mi cuerpo necesitara descargarse de ves en cuando bien podia hacerlo pensando en ella y con mis propios medios. No queria volver a tocar a una mujer que no fuese ella.Tanya ya no era parte de nada. Mi corazón estaba cerrado y con doble candado.  No podría tampoco hacerlo estaba putamente enamorado de esa chiquilla. Mi chiquilla. Mi niña. Sonrei al pensar en ella.




- Edward esta noche ire a cenar con Alice asi que queria que lo supieses por si se te antojaba darte una vueltita por allí.


Las palabras de Jasper me sacaron de la nube de frustración en la que había caido hacia apenas un par de horas.


- Gracias hermano no te imaginas cuanto deseo verla - dije sin ocultar mi emoción. Estaba jodido por ella y Jas era la única persona que me podia entender a la perfección lo que me pasaba.




Trate de vestirme acorde a la ocasión unos jeans gastados, una camisa azul y la chaqueta negra a juego con mis zapatillas odiaba vestirme con trajes mas que suficiente tenia con llevarlos casualmente a la Universidad.


Conduje mi Volvo pensando en ella. Estaba tan excitado con volver a verla que casi me pase y tube que virar un par de cuadras. Rei de puro nervio. 


La duda me embargo cuando estaba en el ascensor.


¿Y si ella no estaba?


¿Si no quería verme?


¿Tal vez si hubiese llamado antes?


¿Y si estaba con algún tipo?


¡No!


Tire de mis cabellos hasta sentir en mi cabeza la sensacion de adormecimiento.


Camine los pocos metros que me separaban de mi casa. Ahora suya. Cual fuese el destino a encontrarnos a ambos en aquel lugar. Desearía haberla conocido años atrás me hubiese evitado mucho dolores de cabeza.


Toque timbre con las manos temblorosas las palpitaciones se hicieron mas profundas y podia sentir hasta un zumbido en mis oidos. Estaba tan nervioso que mi manos se empaparon al instante.
Espere el tiempo suficiente como para converserme de que ella no queria verme... dispuse mi retirada y la vision de Bella enredada en brazos de otro hombre me descoloco. Di al timbre nuevamente lo haria hasta que ella se dignase a abrirme y de no hacerlo tiraria abajo la puerta.


Los segundos pasaban con rapidez y la furia que habitaba en mi pecho me lo estrujaba aun mas.


El sonido de la cerradura logro que mis pulmones detuvieran cualquier tipo de ventilación que se estaba ejecutando en ese momento.


Mis ojos encontraron la calma que tanto ansiaban al encontrarse con mis dos luceros, sorpresa fue la mía al bajar mi mirada y recorrer su figura Bella estaba maravillosa, la falda negra le ceñía las curvas acentuando sus caderas y dejaba a la vista un par de blancas y perfectas piernas largas envueltas en unos tacos de ensueño. No pude evitar imaginarla caminar desnuda con los tacos. Trague saliva y me concentre en su torso un polera azul era la dueña de todas mis fantasías sexuales, sus pechos se erguían viéndose redondos firmes y voluptuosos su cintura hizo que mis manos se cerraran imaginando tenerla entre mis brazos, su cabello caía por su espalda formando leves ondas desordenadas haciéndola ver mas jovial y niña a la vez ; por ultimo su boca brillaba para mi me ardía la garganta Bella me miraba estática y hasta emocionada su cara se tiño de rosa cuando termine mi escrutinio.





- Edward... - su vos sonó tan cargada de necesidad que me limite a encontrar la mía.


- Ho.. Hola Bella, lamento venir a estas horas pero... tenia ganas de verte. -  trate de ser convincente podía notar en ella un leve temblor y lo mas sensato era empezar diciendo la verdad.


- Claro, pasa por favor - creí perderme en sus labios pero mi mente hizo un clic al verla tan arreglada que recién ahora reacciono.


- No es mi intencion molestarte veo que estas por salir yo... - quise morir pero era lo mejor salir de allí antes de hacer el espectáculo del año.


Su agarre me detuvo y me sorprendió como el calor de su mano traspaso la tela de mi chaqueta.


- Tienes razon estaba por salir . Iba a buscarte a ti. - contesto apenas audible pero mis oídos captaron sin ningún problema el mensaje.


No pude evitar sonreír ante tal comentario. 


¡Ella también quería verme!


- ¿Ibas a buscarme a mi? - pregunté haciéndome el sordito.


- Si estaba por llamarte queria verte - dijo asombrada de si misma.


- Pues... veo que ambos estábamos pensándonos - dije cerrando la puerta a la ves que me encaminaba y me fundía en un beso sin retorno. Ese era mi lugar mi espacio en este mundo era junto a Bella ella era mi centro todo mi universo giraba a su alrededor incluso yo mismo parecía perdido en el infinito al no tenerla a mi lado.
Ella abrió su boca recibiendo todo mi amor y mi deseo; metí mi lengua en ella reconociéndola marcándola como mía. La arrincone junto a la puerta mis manos viajaron por su cuerpo arrasando con todo a su paso mi tacto necesitaba sentir su piel, su aroma lograba que mi cuerpo reviviera y diera brincos de emoción. Mi sexo reacciono en su busca y Bella gimió al sentirme tan duro tan listo para ella.


Sus manos tiraron de mi cabello y el dolor que mis manos habían dejado ya no era nada comparado a la excitación que me producían sus tirones. Bella se restregaba a mi cuerpo ella estaba ardiendo y eso era todo y mas que lo que nunca hubiese soñado. Nuestras lenguas se enredaban, jugaban, se lamían y volvían a fundirse , la humedad de su boca su aliento tan caliente mezclado al mio dejaba un sabor inigualable, ansiaba poder tenerla así por siempre poder disfrutar de cada centímetro de su piel tenerla una y mil veces para mi tan entregada como hasta ahora. Sus erectos pezones se hinchaban con cada pellizco que les daba podía sentirse en el aire el estado de excitación en el cual nos encontrábamos. Una de mis manos bajo perdiéndose debajo de su falda y solo me dedique a acariciarla por encima de su ya empapada braguita su aroma a mujer me nublo la vista un par de segundos 


- Estas muy húmeda... - susurre en su oído totalmente enloquecido 


Bella hizo algo in-imaginado levanto sus piernas y me rodeo el sexo con ellas dejándome fuera de juego jadee al sentir se sexo húmedo por encima de mi jeans. Seguí tocandola recorriendo su cuerpo gravando en mi retina cada una de sus reacciones para conmigo, sabia que ella me daría todo este era un momento en el cual cualquiera podía perder hasta la razón es por eso que mi cuerpo me odio cuando mis besos se hicieron cada vez mas inocentes mas castos hasta que la deposite en el piso, trate de tenerla el tiempo suficiente como para que ella misma recuperara la estabilidad perdida.


Mi corazón latía a un ritmo desesperado nunca antes creí sentirme tan vivo como hasta ahora. La abrase con fuerza temiendo perderla en cuanto abriera los ojos y que solo fuese un espejismo de mi loca cabeza.


- Yo tambien lo deseo cariño pero... sera mejor ir despacio no quiero cometer errores contigo eres demasiado importante - dije sabiendo que me jugaba la vida en aquellas palabras


- Tienes razón perdoname... yo.. yo no se que me pasó - dijo avergonzada ocultando su rostro en mi pecho-
Mis brazos la envolvieron transmitiéndole todo la seguridad que en este momento nos faltaba a ambos.


- No hay nada que perdonar cariño somos adultos y es normal que nuestras hormonas se disparen fácilmente- susurre llevando mis manos a su cabello .- Creo que será mejor salir de aqui de lo contrario mi poca voluntad terminara contigo envuelta en una sábana nena - acote y pude sentir como ella se estremeció al instante.


- Creo que tienes razón, entonces... - me miro con duda y después comprendí


- Esta sería la primer cita ¿verdad? -  dije sonriendo - De acuerdo vamonos entonces - trate de no reírme a carcajadas estaba feliz y ella era mi niña mi dulce niña su inocencia a veces me dejaba en estado de shock.


Caminamos tomados de la mano sabia que para ella podía ser algo apresurado pero yo lo quería así, ella era mía y aunque fuese el adulto aquí para mi también era todo nuevo. Al llegar a mi coche me apresure y le abrí la puerta del copiloto Bella me miro sorprendida y reí abiertamente de su  expresión


- No es gracioso - repuso haciendo un pucherito 


- Pues para mi si, tendrás que acostumbrarte porque conmigo siempre será asi cariño - comenté  besando sus sensibles labios


Pude ver la turbación en su rostro.


- Veo que tendré que ir mas despacio de lo que pense contigo - dije  aunque me costase la vida en ello debería aprender a comportarme como todo un buen novio. ¿Novio?. Si hoy se lo pediría pero...


 ¿que me diría ella? 


Mejor ni pensar en ello ahora.


La lleve a cenar a un  Restaurant de comida China me gustaba el lugar era alegre juvenil pero no dejaba de ser un lugar sofisticado y de buen menú.


Nos alimentamos mutuamente y fue la experiencia mas excitante después de la puerta que había tenido. Nunca pensé que me calentaría a tal punto ver a una mujer comer. Sus labios se humedecían con cada bocado y mi erección se reventaba en mis pantalones. Enfoque mi concentración en Bella. Si. Era lo mejor. Mirar a la persona y no solo a la mujer de cuerpo despampanante que tenia enfrente.


- Entonces... - dije buscando toda su atención la hora había llegado quería aclararle todo al respecto de NUESTRA relación. Porque ya no había dudas que esta existía.


- ¿Entonces? -pregunto divertida 


- ¿Vas a trabajar para Black? - pregunté escupiendo literalmente su apellido. Me estaba matando saberla a su lado.


- Si - contesto completamente segura.


Mis manos temblaron bajo la mesa no quería asustarla.


- Pero... no necesitas trabajar, ademas estaras muy atareada ¿cuando podré verte? - repuse haciendo uso de mis cartas


- Edward... necesito esto, quiero aprender y saber desenvolverme en el campo laboral.


- ¿Y yo? - dije sabiendo que si presionaba mas tal vez lo lograría


Suspiró


- Podemos vernos en las clases o por las noches - comento y no me aguante.


Exploté


- ¡Rayos Bella! ¡Eres mi novia y no puedo solo verte unos minutos! - conteste furioso no quería saber nada veía todo rojo, quería que Bella estuviese a mil kilómetros de ese quiltro.


- ¿Lo soy? - dijo sorprendida y recién ahi caí en la cuanta de lo que había dicho. Idiota. Me reclame internamente.


- Pues ves que hago todo mal - estaba avergonzado - ¿Quieres ser mi novia? - pregunte tragando mis celos
la mire con todo el amor que tenia en mi pecho.


- Acepto ser tu novia 


Era la gloria lo mejor que me había pasado en el mundo después de conocerla.


Nos abrasamos y nos acariciamos sin pasarnos de la raya. Ambos sabíamos que nuestros cuerpos eran unos traidores. Pero aun así supe que mas tarde una ducha helada me salvaría de una noche de sexo desenfrenado en sueños.


- Creo que ha sido una noche favorable señorita Swan - le dije al llegar a casa.


- También lo creo Profesor Cullen - contesto mi alumna y tuve que besarle porque no encontraba palabras para demostrarle lo que mi cuerpo sentía.


 Nos abrazamos fuertemente queriendo llevarnos cada uno un trocito de cada uno para poder sobrellevar la espera de vernos al otro día.


Camino a casa deje que mis manos se relajaran y conecte el estéreo poniendo la música de Debussy Claro de Luna invadió mis oídos y sin cerrar los ojos me encamine a mi segundo hogar el otro lo había dejado junto a Bella. Mi novia.




CHICAS AQUÍ ESTA EL CAP LES AVISO QUE A PARTIR DE AHORA NO SE COMO SEGUIRÁN SI SERÁN BPOV O EPOV LOS IRÉ INTERCAMBIANDO MAS DISTANCIADAMENTE ASÍ SERA MAS INTERESANTE. GRACIAS A TODAS!!

2 comentarios:

yeye saldarriaga dijo...

Hola Amiga, esta super emocionante la historia, te juro que toda la semana me la paso pensando en el proximo capitulo, me mata saber que pasara hay no el proximo domingo se ve muy lejano!!!!

FELICIDADES!!! :)

cullen dijo...

estuvo increible,no se como no lo vi,paso por aqui todos los dias y no vi el capi.
pero bueno,ya lo lei ;)
fabuloso,y cuincido en que una semana es mucho.
ahora quien es la cruel?jajaja
besos