Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

lunes, 29 de agosto de 2011

♥ de HIELO cap 24




*Edward*

Una luz constante me iluminaba el rostro continuamente, y un sonido bastante raro me termino de sacar de este sueño en el cual estaba sumido. Abrí los los parpados doloridos, apenas divise un mujer delante mio que se paseaba desnuda.


- Maravilloso, realmente eres tan fotogenico querido - dijo y su voz fue un valdaso de agua fría que despertó hasta las últimas de mis neuronas doloridas por el alcohol.


- ¿Tanya? ¿que demonios haces aquí? - pregunté incorporandome de golpe. Estaba completamente desnudo la sabana cubría apenas mis genitales. No quise ni pensar lo que habia hecho. 

Espera... espera ¡yo no hice nada! me grito mi conciencia confundida.


- Te dije que me las pagarías Edward Cullen y asi fue - su sonrisa le llenó la cara provocando que mi rabia saliera a la luz. Salté de la cama y la tomé por el brazo sin un ápice de suavidad, no tenía tiempo para ser caballero.


- ¿Dime que demonios estas haciendo con esa cámara y que hago yo aqui? - pregunté samarreandola


- Aun estas con ganas creí que ya habías tenido suficiente con lo de anoche pero si quieres... - acerco su boca a mi rostro y no pude contenerme tomé su pelo con la mano que tenía libre y tiré de él solo un poco lo suficiente como para que se alejara de mí vista.


- Mas te vale que hables, sino quieres terminar mal - amenasé.


- ¿Que quieres?


Apreté un poco más el agarre de su pelo y ella grito de dolor.


- Esta bien esta bien te diré la verdad.


- Empieza por lo primero que haces aquí en Seattle - dije apretando la mandíbula con fuerza.


- Un amigo me pidió que viniera - dijo


- ¿Qué amigo?


- No puedo decirtelo, él me... me mataría si lo hago - dijo muy nerviosa


- Pues si no lo hace él lo hago yo ¡Habla! - grité exasperado.


- Yo... yo tenía que traerte aqui y simular que estuvimos juntos sacando fotos como prueba de ello y ... y.. contestar el teléfono cuando ella llamara - no terminó se largo a llorar y la solté.


- Cuando ella llamara ¡Dios! hablaste con Isabella contesta maldita y quiero las fotos Tanya ¡ya!


- No las tengo - contestó.


- ¿que dices? ¿dime que demonios le dijiste a Bella?


- Que tu no podías atenderla porque estaba durmiendo a mi lado, y la fotos él me las pidió y se las envie por correo ni bien las saque, te juro Edward que yo no quise hacerte esto, pero... me prometió darme mucho dinero - decia llorando mientras me caía a mis pies tomándolos con las dos manos. Suplicaba como en Italia.


- ¿Quien es esa persona por favor y porque a mi?


- Él la quiere a ella, solo a ella Edward déjalo cuando consiga lo que quiere todo acabará -


- ¿ISABELLA? - ¡Dios que demonios era lo que estaba pasando!


- Si él la odia juro vengarse de ella y ahora lo esta a punto de lograr - contestó vi en sus ojos que era sincera y la levanté entre mis brazos.- dejalo que haga con ella lo que quiera.


- ¡Por favor Tanya dime quien es! - supliqué con lagrimas en los ojos


- Él es... tu lo conoces no puedo no puedo... perdoname pero me matará no será la primera vez que haga algo como esto - decia llorando desconsoladamente.


- ¡Dios! Necesito saberlo Bella esta en peligro solo dimelo te prometo que nada malo te pasará te pondré vigilancia permanente pero habla ¡por dios!


- Alec, su nombre es Alec Vulturi - grito mi cuerpo se quedó tieso en ese mismo instante, la sangre dejo de correr por mis venas solo la idea de que ese animal la tuviera entre sus garras me provocaba nauseas


- ¡Dime donde esta! - grité


- No lo sé te juro que no lo se el solo me dijo que vendría una vez que haya acabado con su venganza traería el dinero y nos iríamos juntos a Italia, nada más -


Tome mi ropa apresuradamente me vestí apenas con los pantalones y la camisa salí, la obligué a vestirse y salimos de allí a toda prisa, tomamos un taxi y fuimos directamente a la casa Bella.


Al llegar Liam me miro sorprendido y algo molesto por las fachas en que venía, deje a Tanya al cuidado de Tía y solo me diriji a él.


- Debes decirme donde esta Bella por favor ella corre un grave peligro en este momento - dije pasando mis manos por mi pelo aun alborotado.


- Le aseguro que ella esta bien señor Cullen, tan solo necesita estar sola - contesto


- ¡Ya vasta! Maldito seas no entiendes lo que te digo esta mujer junto a Vulturi planearon algo en mi contra pero solo para llegar a ella - grite apresuradamente


- No es posible, de lo contrario lo sabría, ¿Vulturi? pero él... - no termino la frase su rostro se descompuso y salieron de su órbita normal. - ¡Santo Dios! ella esta sola allí - dijo


- Liam ¿donde esta? debemos ir para allí de inmediato


- Claro, ella esta en Vancouver señor ahora mismo salimos para alla pero... sera mejor que cambie esas fachas no creo que a la señorita le agrade verlo alla mucho menos en ese estado.


Sacudí la cabeza y corrí escaleras arriba para cambiar mi ropa por otra más presentable.


- No dejen que esa mujer salga de aqui - grito Liam desde el Mercedez negro al salir de allí.


- Viajaremos en el Jets privado de la señorita ella misma se negó a usarlo cuando se fue, llegaremos en dos horas tal vez menos - decia Liam


- Solo espero que no sea demaciado tarde - contesté con la mirada perdida en algun lugar del infinito.


Ya en el avión, Liam no dejo de llamar por teléfono yo tan solo me dediqué a escucharlo y a rezar poque ella estubiese bien.


- Con el agente Eleazar por favor - decía - si de parte de Liam, ¡si señorita soy su jefe demonios paseme con él!


- Eleazar por dios al fin logro comunicarme contigo ¿donde estas? - preguntó nervioso


- En Seattle esta bien vamos camino a Vancouver en busca de la señorita, al parecer un tal Vulturi intenta venganse de ella por algo ... si si lo sé tan solo chequealo, si bien. Comunicate con Alistair él debe de saber algo mas sobre este hombre, si lo se, no debí dejarla ir sola pero es que todos los años sucede lo mismo jamas pense que ella corriera algun tipo de peligro.


- Ok, estaré esperando la llamada.


- ¿Me puedes explicar que demonios esta pasando? - pregunté mas nervioso aún al escucharlo parecia agentes secretos o algo así.


Me miró confundido hasta que luego de unos cuantos minutos al fin habló.


- Esta bien, se lo dire Cullen. Trabajo para la señora Isabella eso es verdad pero soy mas que un simple empleado de seguridad que ella piensa. Su padre me contrato a mi jefe Siobhan antes de morir para que la cuidase en caso de sufrir ellos un"accidente" - dijo - Llevó más de ocho años cuidándola antes lo hacia ocultandome pero desde la trágica muerte de sus padres, ella contrató un numeroso grupo de agentes en los que yo venía como broche de oro junto con mi jefe. Eleazar y Alistair son agentes secretos, trabajan para mi desde que mataron a Siobhan pero siempre acatando las ordenes de la señorita Isabella.


- Explícate por que me perdí, ¿como que los padres de Bella murieron tragicamente?


- Es una historia larga. Bien. - contestó al ver mi cara.-
Hace seis años exactamente el día del cumpleaños numero 16 de la señorita sus padres murieron de forma trágica, los mataron a golpes la casa estaba toda revuelta y apenas si se robaron alguna que otra joya para aparentar pero buscaban algo mas. Yo estaba siguiendo a la señorita tal cual mi jefe me lo había ordenado, fue por eso que no pude hacer nada cuando sucedió esto. - decia cabizbajo algo sentido con todo esto. - La señorita quedó destrozada con la noticia y solo despues de varios años ha logrado reahacer su vida aunque no de la forma mas adecuada, no me malinterprete lo digo por la gente con la cual se involucro en el pasado antes de usted.


Apenas podía digerir cada una de las palabras que Liam decía, el dolor oprimía mi pecho provocando que mi corazón latiera desesperado por mi amada. Ella habia sufrido tanto, por eso era de tal forma. La frialdad nunca la buscó tan solo vino después de tan horrendo episodio.


- La señorita no ha parado de buscar a los responsables, hace apenas unos meses tuvimos la desagradable noticia de la muerte de Siobhan mi jefe y de Makenna una joven empleada responsable de las joyerias de la señorita. Hasta ahora creemos que los crímenes estan relacionados y todos nos llevó a Vancouver.


- ¿Vancouver?



- Si alli se encuentra la joya que su padre le regalo el dia de su cumpleaños, es única y su valor es incalculable pero la señorita ha decido dejarla allí en donde descansan sus padres. Luego de lo sucedido en Londres los agentes le pidieron que trasladara la joya a Seattle para poder rastrear algo pero el infiltrado no dio su cara hasta ahora - contestó.


- ¡Rayos! y ese infiltrado es Alec pero... ¿porque decidió actuar ahora? - pregunté cada vez mas temeroso por la vida de Bella.


- Tengo entendido que la señorita ordenó el traslado de la joya a Vancouver nuevamente, para estas fechas ella siempre se quedá allí y por respeto hacia la memoria de sus padres la deje ir sola como cada año.

- ¡Dios y me dices que estamos próximos a la fecha de su cumpleaños! ¡Tal vez el quiera... - no logre terminar era demasiado


- Si, bueno fue ayer ella debería haber regresado hoy pero me pareció extraño que no telefoneara para que buscara en el aeropuerto esta mañana. No soporta estar allí más del tiempo indicado esta vez llamó mi atención su huida con tanta anticipación.


- Fue mi culpa discutimos y ella se fue si algo llega a suceder ... - dije y no aguante lloré como un niño frente a ese hombre


- Nada sucederá, llegaremos a tiempo.


- ¡Pero Tanya dijo que él ya estaba con ella! - grité desesperado - hace más de veinticuatro horas que pasó todo esto ¿entiendes? , ella llegó ayer a la mañana y él ya no estaba aquí me lo confesó, además recuerdo haber escuchado a Jacob decirle algo a Vulturi sobre un paquete que tenia que entregar sano y salvo - decía apresuradamente tomando mi rostro con ambas manos.


- Eso nos deja en desventaja sin lugar a dudas, llamaré a la mansión para que no le permitan la entrada a este tipo - dijo tomando su movíl apresuradamente.



*Alec*

Flash Back

- Quieres decirme ¿que hiciste? - grité a mi padre Cayo Vulturi que estaba sentado en su despacho tomandose la cabeza con ambas manos.


- Hijo, no había otra alternativa. Estamos en la ruina apenas si queda algo para poder vivir un año sin que nos falté nada.


- Eres un reverendo estúpido padre, un viejo decrepito que no sirve para nada. No fuiste capaz de conservar la fortuna que nos dejo mamá encima te gastaste mi parte te odio - grité furioso lo odiaba más que a nada, él era un estorbo en mi vida, ya me habia causado suficiente dolores de cabeza a mis casi veinte años lo había perdido todo por su culpa y ahora encima vendía la única joya que mamá me había dejado como vía de escape a esta tortuosa ruina.


- Alec se que estas molesto pero con este dinero podremos vivir sin privaciones por un tiempo hijo - repetia tosiendo.


- ¡Cállate! y dime ahora mismo ¿a quien vendiste la joya? Me das asco estas enfermo porque no te mueres de una vez.


- Que gran tristeza... - dijo Cayo tomando una carpeta con unos documentos - aqui tienes hijo pero no entiendo para que lo quieres.


- Eso no es de tu incumbencia viejo, ahora porque no me haces un favor y te mueres de una buena vez me das asco, te aborrezco ¡¡cada día mas!! - grite saliendo del despacho a toda prisa.


Una explosión muy fuerte se sintió en el despacho minutos despues de salir de allí. Apenas si me movi de mi lugar en la cama y no reprimí la sonrisa que se dibujo en mis labios. Había resultado, él muy estúpido se pegó un tiro. Fue muy buena idea dejar el arma cargada en el cajos de su escritorio y lo mejor es que me había ahorrado trabajo en dispararle.
Seguí mi lectura a traves de cada uno de los recibos que figuraban la compra de mis preciados bienes, en todos estaba la firma de Charlie Swan. 


¡Maldito!

 Ahora era el dueño de todo lo mío, lo que mas me dolía era la joya que mamá había dejado para mi.


Su recuerdo me atormentaba a diario desde la muerte de mi padre; me decia que fuera en busca de mi joya y que no me detuviera. Por esos días el odio formaba parte de vida. Vivía en Volterra Italia, nunca había salido de allí. Pero ni bien supe el paradero de Charlie Swan no dude en ir a por él.


HUYY TODO SE COMPLICA CHICAS QUE PASARA??? LES RECUERDO QUE EL FLASH BACK AUN CONTINUA ASI QUE EL PROXIMO TENDRA MITAD (BPOV) MITAD *Alec*.

GRACIAS A TODAS !!!!!!!!!!!


*Rina*

1 comentario:

cullen dijo...

oh,me dejaste en lo mas interesante!
justo ahora que todo se estaba descubriendo!jeje
ya quiero el proximo,esperare impaciente.
besitos