Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

jueves, 25 de agosto de 2011

TRAICION AL ♥ cap 13


*Edward*


Vi a mi padre tomar el maletín y pasar por mi lado a una velocidad que no parecía humana. Mi corazón comenzó a latir de prisa, provocandome un dolor fuerte en el pecho. Tranquilízate Edward. Este no es el momento para que de un patatús me dije mientras salia corriendo tras mi padre.


- Déjame que te llevé - dije subiendo a mi coche rápidamente.


Mi padre me miro unos segundos y luego asintió.


- ¿Sabes que es lo que le pasa? - pregunté sin poder ocultar la angustia que había tras mi palabras.


- Jacob me dijo que se desmayo en el auto y que tiene mucha fiebre, lo sabre cuando este frente a ella. No es habitual en Bella enfermarse. - corto mi padre con el ceño fruncido. Estaba tan o mas preocupado que yo.


- Es una mujer increible, se repondrá - comente de golpe mi padre apenas torcio el gesto de su cara en una sonrisa.


- Lo es Edward, conozco a Bella desde hace años y la verdad es que la quiero como si fuese mi hija.


Aprete el acelerador con mas fuerza. Quería llegar allí y estrecharla entre mis brasos. Sususrrarle al oido que todo iría bien a partir de ahora que yo estaría a su lado y que nunca la dejaría pero eso no era posible... La distancia pronto se acortó y llegamos a la casa de los Black.


Baje sin pensar siquiera que excusa pondría ante mi presencia alli.


La empleada nos resivio y nos llevo hasta una habitación en el segundo piso. Mi padre no dijo nada cuando me vio a su lado frente a la gran puerta de madera.


Al abrirla mis piernas perdieron toda la fuerza que habían acumulado. Tuve que apoyarme contra la pared para no caer desplomado y hacer el ridículo del siglo frente a mi padre y a su marido.


Se la veia tan pálida su piel mortecina me causo escalofríos, unas profundas ojeras comenzaban a formarse bajo sus ojos, el cabello se le pagaba en el rostro. Su semblante en cambio era de pura paz. Increible. Era la priemra vez que veia a una persona enferma estar asi. No habia signo de dolor alguno. Solo el sudor que brillaba en su frente denotaba la gran fiebre que tenia.


- ¡Carlisle! ¡Por favor dime que es lo que tiene. - pedía Black y me dio cierta lastima encontrármelo en ese estado.


- Dime como comenzó todo Jake - decia mi padre mientras examinaba el cuerpo de Bella prácticamente sin un atisbo de vida.


- Es como te conte, veníamos de camino de La Push y de pronto de comenzó a tiritar de frió y se desvanecio después de llamar por ti.


- Has hecho lo correcto en llamarme, ahora lo primordial es bajarle la fiebre de inmediato.


Vi como mi padre sacaba de su maletin unos tubos y mangueras insertandolselos en el braso de la misma. El gotero del mismo empezo a correr rápidamente. Su marido intercambiaba paños de agua fria contantemente.


Moría por ser yo quien estuviese ahí. A su lado.


Al cabo de una larga e intensa hora la fiebre solo habia dismunuido unos grados pero el cuerpo de Bella no parecía percibir nada. Era como todo en él estuviese dormido, deshabitado. Me estremecí al pensar que si no fuese por el subir y bajara penas perceptible de su pecho todo en ella me diría que ya no estaba en este mundo.


Busqué el valor que no tenia y me removí de mi lugar junto a la pared, solo ahí Black se percató de mi presencia. Su rostro se emsombrecio pero luego desvió su mirada de mi para continuar mirando a su mujer.

¡Rayos!

Dolía intensamente pronunciar esas palabras.


- Edward, hijo será mejor que te vallas gracias por traerme dile a tu madre que en cuanto pueda me pasare por casa.


No habia dudas me estaba despachando, mi padre me disculpaba frente a Jacob y ni siquiera le conteste al salir de allí, sentí como si una parte de mi quedase en esa habitación junto a Bella.


Ya en mi auto maneje sin saber ni siquiera donde realmente ir. Mi vida estaba con esa mujer. A su lado y en este momento mas que nunca supe que no quería separarme nunca mas de ella, lucharía para que fuese mía por completo.


La quería completamente y aunque no era de hombres descubrir los engaños de los demás, esta ves lo iba a ser por ella. Black era un maldito,se podía decir que sentía un poco de cariño por ella, sí pero no la amaba como yo.


Estacioné al costado de la ruta. Y golpee mis puños contra el volante con fuerza, con rabia contenida, con desesperación. Las lagrimas comenzaron a descender por mi rostro y no busque controlarlas las deje correr mi angustia no seso en ningun momento pero la descarga estaba hecha.


Saque mi móvil y disque el primer numero que se me vino en mente. La única persona que me podía ayudar.


- Alice - dije controlando mis emociones lo mas que pude pero falle como siempre.


- ¿Edawrd?¿Qué sucede? - pregunto


- Bella esta muy enferma quería que lo supieses - dije sin mas.


- ¿Bella? ¿Como? ¿Dime que paso? - su vos chillona casi me deja sordo.


- Papá la esta atendiendo lo acabo de dejar en su casa y la verdad es que no se ve muy bien hermana. - mi vos se tiño de dolor.


- Edward ahora mismo voy para ahi, quedate tranquilo Bella es fuerte y saldra adelante, por lo pronto no quiero saber el porque de tu dolor pero... no lo dudes que te lo preguntare en cuanto pueda.


- Gracias hermana, de mas esta decirte que... - no me dejo hablar


- No dire nada que tu me avisaste dire que ha sido mamá ¿ella lo sabe?- pregunto inquieta podía imaginarla salir disparando hacia su auto.


- Si lo sabe en cuanto a lo otro...


- Después... estoy saliendo para allá nos vemos.


- Alice... avísame cualquier novedad por favor - dije compunjido


- Claro hermanito - y corto.


Sabia que todo iba mas que rápido. A esta altura ya mi padre y me hermana estaban enterados de mis sentimintos hacia Bella o sospechaban de ello y no me desagrado la idea. Ella iba a ser mía asi me costase la vida lograrlo.


Los días pasaron tan lentamente que creí morir con ellos.


Bella no reaccionaba llevaba más de cinco días en este estado y mi preocupacion cada vez se hacia mas intensa.
No pude volver a verla y eso me desarmaba por completo. Asistir cada día a la empresa era un simple martirio. No tenia cabeza para nada. Apenas si podia dormir unas pocas horas en la noche ya que saberla alli tendida en la cama como ese dia me mataba por dentro.


Mi padre trato de convencerme el día que me pase por mi casa queriendo averiguar algo mas.


- Ella esta bien Edward, estoy seguro que despertara solo necesita tiempo hijo - decia pero en su rostro había mas que preocupación.


- Veo que ni tu te lo crees a eso, dime padre ¿que tiene Bella? - pregunte


- Pues a pescado una gripe muy fuerte en La Push, Jacob me dijo que salieron a caminar y hacia demasiado frio esa tarde.


¡Maldito perro inconsciente!


- Pero... tu le has suministrado muchas drogas ¿por que no reacciona? - mi vos se hacia cada vez mas hostigadora.


- Veras...hijo eso es lo que me preocupa realmente - contesto y me dejo helado. Mi padre no tenia idea de lo que le pasaba a Bella pero si era asi porque no la trasladaban hacia alguna clinica.


Mi hermana me despejo esa duda.


- Jacob quiso llevarla, pero papá no lo dejo dice que Bella despertara de un momento a otro asi que no hay necesidad de llevarla a ningun lugar.


- Pero Alice ella tiene que ser atendida por alguien en especial ¡Por dios! Lleva mas de cinco días asi. - repuse contrariado conmigo mismo.


- Edward... - mi hermana se avalanzo llorando entre mis brazos - la veo tan mal. Apenas si le queda color en su rostro y esta tan débil hermano la fiebre volvió anoche y papá se quedo a cuidarla Jake se enojo mucho con él porque no le permite sacarla de alli. Tenia el jet listo para salir y papá no lo dejo.


- Creo que nuestro padre sabe algo y no nos lo quiere decir hermana, de lo contrario no tendría tanta seguridad al decir que despertara.


Y de eso habían pasado dos dias mas. Hoy era domingo. Una semana desde que mi padre resivio esa llamada.

Una semana en la cual Bella estaba tirada en una cama sin vida aparente. Sin un atisbo de luz en sus ojos.


No habia día en la que no soñase con esos ojos marrones, hermosos que me robaron el corazón desde el primer momento. No había hora en la que mi cuerpo no reaccionara al dolor que sentía mi pecho al saberla tan mal. No había segundo en el cual no quisiera estar a su lado entregandole mi vida para salvarla de ese calvario por el cual estaba pasando.


Estaba en mi departamento acostado en el sofa de la sala, mi cuerpo caía desfallecido y se retorcía de frió, me abrase instintivamente tratando de devolverle el calor que no tenia y que no tendría jamas si ella no estaba conmigo. Mucho más si la perdía para siempre. Tirité de puro miedo al saberla inalcanzable para mí.
El sonido del timbre me sorprendió y salte desesperado. Dude una sola vez en atender, pero algo en mi interior me dijo que nada malo pasaría.


Alice.


- Hermana ¿supiste algo? - pregunté casi en un ahogo.


- Despertó - dijo y me deje caer en el piso con todo el peso de mi cuerpo. Mis rodillas chocaron con la alfombra pero aun asi no sentía nada. Ella había despertado y todo estaba en su lugar nuevamente.


Alice me miraba sin decir nada. Tomo mi mano entre las suyas y me ayudo a levantarme. Caminamos en silencio hacia el sofá y ambos nos dejamos caer en él.


Sabia que ahora vendría la parte más dificil, la mas complicada de todas pero aun así no tuve miedo de nada.
Antes que ella pudiese abrir la boca fui yo quien hablé.


- La amo Alice - no vi sorpresa ni nada parecido en su rosto por lo que continue - y hare todo lo posible porque sea mia.


Sus ojos brillaban intensamente y una sonrisa se dibujo en su pequeño y perfecto rostro, mi hermana me abrazo fuertemente y supe que todo estaría bien.


Lo peor ya habia pasado.


CONTINUARA.......

CHICAS AQUI LES TRAIGO OTRO CAP SE QUE NO ES DÍA PERO SE ME ANTOJO JAJA ESPERO QUE LES GUSTE TANTO COMO A MI

GRACIAS A TODAS!!!

*Rina*

1 comentario:

cullen dijo...

oh,que sorpresa me diste!
te adoro por esto!
bueno,te adoro por todo,pero me alegraste el dia bella.
pobrecito edward,a pasado un calvario,y bella tambien lo esta pasando fatal,siente remordiemientos.
si supiera que su marido es un patan.
ojala que pronto se descubra,ese tipo se merece lo peor.
gracias amiga,me diste una alegria al publicar este capi.
te quiero mucho linda,muchos besos