Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

sábado, 13 de agosto de 2011

TRAICION AL ♥ cap 9



*Jacob*


La mañana estaba deliciosa, me sentía totalmente repuesto. Mis fuerzas estaba renovadas. La noche pasada Bella apenas si se conformó con un abrazo y me dormí al instante. Mi mujer dormía placidamente cuando salí. Era maravilloso verla dormir asi. Parecía un ángel de ensueño, su cabello desparramado en la almohada con ese minusculo camison hacia que mis hormonas salieran disparadas.


¡Rayos!


La ducha fue intensa y me masturbe dos veces para tranquilizar el indio que llevaba dentro. No podia despertarla en este momento; le haría daño. La desesperación era tal que temia romperla si la penetraba como en mi mente lo hacía.
Baje rápido y desayune apenas un café negro.


Ya en la oficina despues de avisar a Paul que buscara a Cullen pensaba en las formas y poses en las que me gustaria follar a Bella. Pero... no ella no estaba en las mismas condiciones que las zorras que yo frecuentaba.
Leah entró vestida con una falda a cuadros que apretaba sus curvas deliciosamente mi polla se encendió pero descarte tal idea.


- Señor el nuevo abogado esta fuera esperandolo - dijo lamiendose los labios recien pintados.


Me levanté de mi sillon y la manotee por el pelo. Mi boca rugio en la sulla mientras que mis manos se metían por debajo de su falda no llevaba bragas, ¡Santo Dios! la aleje de golpe recordando a Cullen fuera, ahora no habría tiempo para eso tal vez mas tarde, ¿por que no?.


- Dile que pase por favor, mas tarde tendras tu merecido por desfachada - 



El nuevo abodago entró a mi oficina y me sorprendí de lo joven que era, su rostro era inescrutable, frio me agrado.
Estiré mi mano como saludo y la acepto luego de una interminable mirada.
Este hombre era diferente a cualquier otro con el que haya tratado.


- Un gusto Cullen, dejame decirte que estoy muy contento de tenerte en mi empresa. - comente y era verdad ultimamente las demandas llovian y todo era culpa de ese viejo Banner gracias a dios se habia jubilado. Necesitaba gente nueva y Cullen era el mejor en su oficio. 


- El gusto es mio señor Black - dijo - espero serle de mucha utilidad 


- Lo serás de eso no te quepa la menor duda, por lo que se ya te instalaste asi que quiero que lleves adelante el caso de las negociaciones con los Irlandeses, es de suma urgencia firmar los contratos antes que termine este mes. 


- De acuerdo si me permite, ire a interiorizarme en mi caso - dijo y eso me dejo satisfecho era lo bueno de ser joven


- Claro cualquier cosa que necesites solo hazmelo saber. - comente tal vez Cullen le gustaria algun dia ser compañero de juergas como Paul, lo pensaría.


Leah entró como un tornado ni bien se fue Cullen, se metió directamente en el baño y la seguí sin más mi miembro me quemaba necesitaba vaciarlo en ella, bañarla completamente con mi semen espeso. Esta vez no dejaría que me la chupase, la queria follar duro por detras y no soportaria ninguna queja.


- Recuestate contra la pared - ordene y ella obedecio rapidamente.


Levante su falda abriendole las pierna y sumergi mi lengua en los pliegues de su sexo, estaba empapada su olor me excito aun mas, apenas la escuche gemir la solte y la penetre fuertemente de un tiron. 
Mis embestidas eran rapidas, firmes, habia urgencia en mi. No podia creer que despues de hacerme dos veces la paja antes de salir de casa aun tuviera ganas de follar a esta perra. Mis ojos bajaron hacia su trasero y supe que era inevitable resistirse a algo asi.


Sus gemidos eran apenas perceptible, mi orgasmo estaba demorado por lo que mis manos investigaron sus pechos apretandolos con fuerza.


- Se que te gusta asi, ¿no es verdad? Esto te pasa por no llevar bragas - awww una explosion de extasis salio disparada bañando su sexo por completo. Mis caderas se movian deliciosamente disfrutando al maximo de la experencia matutina.


- Jacob, cariño estas ahí - dijo una vos que reconoci como la de mi esposa.


¡Rayos!


¡No! 


¡No!


¡Por favor!


¡Quitaté!


Saque mi miembro aun goteando y lo sumergi en mis boxer. Trate de acomodar mi aspecto lo mas posible Bella se sentia muy cerca de la puerta no podia permitir que me viera con esta puta.


- ¡Bella! Amor ¿que haces aqui? - pregunté al salir.


- Es que... ¿te encuentras bien amor? - dijo acercandose para acomodar mi corbata floja


- Si, si cariño es que estaba un poco descompuesto fue por eso que tarde no te acerques demaciado huelo a vomito, la comida de anoche me cayo para la patada - dije alejandola de mi, el olor a sexo se sentia a kilomentros solo mi angel no lo sabia, me sente en el sillon mientras peinaba mis cabellos. La mentira estuvo bastante buena a pesar del apuro y de los nervios. Una punzada de dolor me recorrio el cuerpo. Estaba cada vez peor.


- Pues deverias ver al médico, amor te ves muy mal - su preocupacion me termino por desarmar era verdad estaba para internarme.


- Ya paso, pero.. no has respondido mi pregunta ¿que haces aqui? sabes que debes avisarme cada vez que vienes hablále a Leah para saber si estoy - dije ofuzcado conmigo mismo 


- Lo se, pero... es que debia contartelo personalmente Esme me ofreció trabajo en su Fundación y acepté - contesto de golpe y me quede helado, otra vez con esa historia de trabajar. ¡Maldicion! Peo eso no era lo importante ahora Bella deveria irse ya, Leah estaria enloquecida enel baño y a estas alturas la creia capaz de cualquier cosa.


- Sabes que no es necesario que trabajes nada te hace falta dime ¿que necesitas? y lo tendras - contesté en tono rudo


- Pues nada me hace falta me das más de lo que deseo pero... quiero ser útil en mi vida me estoy muriendo allí encerrada mientras tu trabajas todo el dia ademas esos niños me necesitan - repuso enojada


- Ya, ya esos niños siempre estuvieron solos nadie te necesita más que yo Bella - mi egoismo era superior.


- ¡Ya parale Jacob! ¡Estoy harta de vivir como vivo en esa jaula de casa, siento que me estoy secando día a día y quiero hacer algo para remediarlo, te prometo estar siempre y cuando tu me necesites amor pero... no te enfades conmigo por favor te amo demaciado cariño - me quede perplejo un momento pero luego su vos me apásiguo.


- Esta bien pero no permitiré que nadie te explote entiendes -repuse sabiendo que tarde o temprano me arrepentiria de mi decision.
Me beso tiernamente y no la separe esta vez, me sentia como el idiota mas grande del mundo.


- Creo que devo continuar amor, disculpame pero ya es tarde - dije al ver que su beso siempre me dejaba con el indio preparado para otra batalla ¡Estaba enfermo!


- ¡Claro mi vida, nos vemos en casa! Si te sientes mal me llamas por favor - dijo muy contenta mientras salia.


Espere unos minutos y luego llamé a Leah para que saliera del baño.


- La proxima vez jefecito permitame cerrar la puerta - dijo con vos burlona.


- La proxima vez hazme el acuerdo de follarte ese precioso culito perra, ¡ahora sal de aqui! - grite furioso.


Esa noche llegué a casa exausto Leah había cumplido con su penitencia me dejo follarla por el trasero y no se quejo ni un momento.

Me levanté y no me detuve en mirar a mi mujer mientras me dormia baje de prisa era tarde pero tenia mucho apetito, mis energias debian ser renovadas hoy seria un dia pleno. Organizaria una cena para agazajar a Cullen no era lo habitual en mi hacer cosas tan precipitadas pero era una buena excusa para ver a Heydi por la noche. La extrañaba a horrores, ayer apenas si habiamos hablado por telefono.


Cuando estaba por salir Bella aparecío como una vision delante de mis ojos, estaba hermosa, mi angel, ¡Santo dios! tenia una ereccion de la gran puta.


Recordé el motivo para verla tan temprano levantada y no pude evitar mirarla con rabia.


- Pensé que ya no estabas cariño - dijo besandome.


-Veo que aun sigues con esa estupides de trabajar Bella - contesé friamente


- No es nunguna estúpides y lo sabes, Jake. - dijo ofuzcada


- Pues dejame decirte que no lo necesitas, tienes todo lo que una mujer desearia tener y más, dime ¿que deseas? y lo tendras - dije de pronto quemandome con el cafe


- Deseo hacer algo por el projimo Jacob, deseo sentirme viva y no prisionera en estas cuatro paredes - me solto sin ningun tipo de reparo, nunca la habia escuchado hablarme asi.


- No eres mi prisionera, Bella. Siempre haz hecho lo que has querido amor no se a que vienen estos reproches ahora - la miré imponiendome


- Lo sé, cariño. Pero me gustaríia que respetaras mis desiciones tambien. Tu no sabes lo dificil que es ver que la vida pasa delante de tus ojos y no hacer nada para cambiarla, al menos haciendo esto podré colaborar con esos pequeños amor - pude ver que sus ojitos se le llenaron de lagrimas y eso no podia soportarlo, ademas yo le debia demaciado.


- Esta bien, cariño - suspiré vencido - haz lo que desees solo aseguraté de estar a tiempo para cenar conmigo esta noche tendremos invitados y no me gustaría tener que encontrarme con la casa hecha un lio 


- Claro, cariño ¿quienes vendran a comer? - preguntó emocionada


- Algunos de mis empleados, por cierto ayer conocí al hermano de Alice es algo soberbio por el momento me reservo cualquier otra acotacion, aun no lo conozco y hasta que no veo resultados me guardare mis opiniones. - 
Bella me miraba absorta.


- Lo conoci ayer, parece simpatico - repusó y me extraño mucho


- ¿Como es que lo conociste?- pregunté de pronto



- En el ascensor cuando salia de tu ofina me lo encontre y se presentó.


- ¿Y? - pregunté sin aguantarme los celos crecian dentro de mi como una llamarada.


- ¿Y qué? - pregunto esceptica


- ¿Que te pareció? ¿De que hablaron? - quise parecer desinteresado pero no lo logre


- Nada. Solo me saludo y se presentó.


- ¿Y tu que le dijiste? - ella era demaciado fria y yo queria saber todos los detalles de su encuentro


- Que era tu señora nada más. Acaso debia decirle otra cosa. - respondío dejandome con el corazon alborotado. Por eso la amaba, ella era la mejor, la unica mujer que ocuparía para siempre mi corazón.


- Tienes razon, querida ¿sabes que te amo? - dije emocionado 


- No más que yo Jacob - contesto


No pude evitarme levantarme y besarla con pasion contenida, estaba orgulloso de ella. Mis besos eran urgentes cuando me di cuenta de ello Bella se separó de mi.


- Discupa cariño, es que... llego tarde - dijo al cabo de unos segundos, sus labios ardian en los mios pero debia dejarla por mas que deseara poseerla alli en la mesa.


- Luces hermosa esta mañana, no te lo habia dicho. Recuerda la cena esta noche. - comente mientras saliamos juntos.


La mañana no vario mucho solo el hecho de que Heydi se presentara a trabajar me alegró el dia le ordené que le avisara a Cullen de la cena y salio gustosa, no sin antes tirarmela un rato en la sala de conferencia. Ella era deliciosa la mejor de todas mis zorras.


El dia trancurrio con un par de reuniones y firmas de contratos interminable llamé a casa de camino desde la oficina Bella no habia llegado aun me molestó mucho su primer dia de trabajo y ya llegaba tarde a casa. Bufe. Le ordené a Kebi colocar el vino en frio para la cena que segun me comento ya estaba en marcha por orden de la señora.


Mis dedos se movian inquietamente al son de la musica en el volante de mi Mercedez me relajaba escuchar musica U2 a Bella no le gustaba pero a mi si me hacia recordar cuando era soltero.


La casa estaba desierta, observé en el comedor la mesa ya dispuesta y un olor exquicito me asalto desde la cocina sonrei ante los preparativos.


Kebi estaba en el segundo piso colocando toallas en un baño cuando me vio alli arriba.


- Señor el vino esta enfriandose tal cual lo dispuso - comento 


- Perfecto y ¿mi mujer? - pregunté extrañado de no verla


- Esta en su cuarto señor - contesto antes de retirarse


- Bella, ¿aun no estas lista querida? - pergunte al verla vestida con una bata de seda negra, mi piel se erizo al imaginarla desnuda debajo.


- Mmm me quede dormida- comentó mientras se secaba el cabello


- ¡Oh! a eso se debe el color tan precioso de tus mejillas - repuse acariciandole con la mano. - quiero que luzcas espectacular esta noche cariño, ponte ese vestido negro sin breteles tu piel resalta con ese color - le pedi besando su frente al tiempo que me metía en el cuarto de baño.


El agua me relajo lo suficiente como para tener que atravesar esta dura travecia tener a Bella y a Heydi en una misma habitacion no ayudaria en mi concentracion de eso estaba seguro.


- Increible - dije al verla vestida con se vestido espectacular que le dejaba a la vista gran parte de su pierna. - esta noche no quiero que lleves ninguna joya más que la alianza de casamiento querida - ordené antes de retirarme. Sabia que aquello me costaría demasiado Heydi odiaba sentirse despreciada frente a mi mujer pero ello tendría solucion, en mi mente estaba trazando una pequeña fantasia en el despacho ansiaba tener la oportunidad solo sería un cortito nada mas.


Los invitados fueron llegando a medida que la noche avanzaba.
Mi mienbro se agito cuando Heydi hizo su entrada triunfal con el vestido que yo mismo le habia obsequiado, le quedaba perfecto casi tanto como a Bella el suyo. Abrase a mi mujer para darle celos a Heydi solo asi consiguiria que se arriesgara a tener sexo rápido conmigo en el despacho. Vi en sus ojos un brillo de frustración.


- Buenas noches Isabella, es tan agradable estar aqui - decia dejando un leve saludo en su mejilla su tono de vos estaba cargado de desprecio.


- Es un placer tenerte en mi casa Heydi, pasa por favor los demas estan en el salon -comento Bella siempre tan cordial


- Buenas noches Heydi - dije con una leve inclinacion de cabeza - Mm me temo que hay algo que no te comenté podrías pasar a mi despacho, tan solo será un momento - agregué y Bella me miro desconcertada. - Me disculpas amor en unos minutitos estaré contigo hazme el favor de atender a las personas que faltan.


- Por supuesto amor - depositó un beso en mis labios y ambos salimos apresuradamente hacia el despacho.


Apenas si entramos la levante por la cintura y la senté en el gran escritorio de madera pulida. Su vestido era tal cual lo recordaba. Permtio que mis manos hagiles trabajaran con rápidez. Quité sus bragas de un tiron y la penetre con toda la fuerza de la que era capaz. Ella se cubrio la boca con la mano para no emitir sonido alguno. Estaba acostumbrada a hacer aquel tipo de locuras conmigo era una profesional. Arremetí desesperadamente una y otra vez hasta que las paredes de su vagina se cerraron en mi polla y ahi exploté bañandola completamente con mi semilla. Ella jadeo solo unos minutos retorciendose en mis brazos luego me solto y yo la ayude a bajar. Arregló su vestido y ambos salimos satisfechos camino al salon.


Bella ya se encontraba y Cullen habia llegado. Gruñi internamente al ver la mirad de Paul hacia mi esposa el aludido se percató de esto y desvio su mirada esta vez lo hizo hacia Heydi ese ya no era mi problema.


La cena estuvo deliciosa todos quedaron satisfechos podía percatarme de las miradas de Heydi hacia Cullen. Era una zorra bastarda queria darme celos con él pero Cullen apenas si le prestaba atención. Lo cual me devirtia ella estaba furiosa.


- Como sabran, esta noche tiene un motivo muy especial quiero que todos conozcan a Edward Cullen el nuevo abogado genio de la empresa - dijo levantando la vos.


Cullen apenas si me miró.


- Gracias, realmente ha sido un honor estar en su casa señor Black - contestó secamente y eso me enervo era demaciado modesto para ser quien era.


- ¡Oh! por favor no seas tan modesto, el contrato con los irlandeses esta listo ¿pueden creerlo?, a cualquier otro le huviese llevado mas de dos semanas y tu lo hiciste en que dos dias esto es para festejar. Mi amor este hombre es brillante - dije besando a mi mujer demostrandoles a todos incluso a mi amante quien era mi esposa la única dueña de mi corazón.


Brindamos más de una vez. Luego todos pasamos a la sala, me extraño que Heydi y Bella no estuvieran. Mientras Kebi nos servia licor le pedi que llamara a Heydi debiamos comentar los detalles del nuevo proyecto. Era una excusa para alejarla de Bella. Podia ser muy peligroso.


- Si me disculpan quisiera pasar al toilet por favor - dijo Cullen y le indique por donde ir.


Heydi llegó con un brillo extraño en los ojos, habia rabia demaciada; no me gusto encontrarme con ese sentimiento.


- ¿Y Bella? - pregunté


- Se quedó en la terraza tomando aire señor - contestó Kebi antes de retirarse.


- La verdad amigo que cada velada es un disfrute en tu casa, estoy maravillado con la hermosura de tu mujer cada día florece como una rosa - comento Paul


- Agradezco tus palabras Paul, tan solo son eso palabras, sabes que no me gusta que piropees a mi mujer hazme el favor de controlar tu lengua en mi casa al menos.


Su cara se descompuso pero luego siguió parloteando con toda naturalidad. 
Heydi se sentó a mi lado en el gran sofa cruzando sus piernas largas y esbeltas. Sus ojos me miraban con lujuria estaba deseosa de otro round más y yo en el más minimo descuido se lo proporcionaria.


Al cabo de unos minutos Bella apareció acompañada por el hermano de Alice un fuego intenso me abrazo el pecho pero logre contenerlo. Era absurdo pensar que ella podría llegar a engañarme. Ilógico. Aqui el único bastardo era yo.


- ¿Querida donde estabas? - pregunté abrazandola posesivamente - ¡Estas helada! - dije apenas la toqué sin duda habia estado todo este tiempo en la terraza y yo pensando en lo peor. ¡Estúpido no la mereces!


- Estaba en la terraza, disculpame pero me sentia un poco mareada. - Camino hacia aqui me encontre con el señor Cullen estaba perdido.


- Es que esta casa es enorme, espero que haya encontrado el baño - comenté 


- Claro que lo encontre, ahora si me disculpan debo retirarme ha sido una velada exquicita, déjeme felicitar a su mujer señor Black todo ha estado maravilloso -dijo Cullen y a pesar de su tono de vos me enorgulleci al escuchar ponderar a mi mujer. 


- Muchas Gracias - respondío ella timidamente. Podia imaginarla sonrojarse ella no estaba acostumbrada a que extraños la alagaran de esa forma.


Despues de una hora aproximadamente todos se retiraron. Afloje mi corbata frustrado porque el tiempo habia pasado y Heydi se fue dejandome con las ganas de más.


- Estoy exausta querido, mejor me retiro - dijo Bella besandome en lo labios con suavidad, se veia ojerosa senti mucha ternura por ella. Hoy habia sido un dia muy agitado. Demaciado para ambos.


- Bella gracias por todo querida.


- De nada cariño - contestó mientras subia las escaleras - 


La miré retirarse su curvas resaltaban a la pefeccion con aquel vestido no me habia equivocado al escogerlo para esta noche.

Lamentaba profundamente no poder darle a mi mujer todo lo que habitaba en mi. Pero era imposible a mal que me pese, Bella iba a ser siempre mi mujer mi amada, mi amiga, mi compañia para siempre y las demas serian mis eternas amantes por siempre.
El celular me vibró en el bolsillo un mensaje de texto era de Heydi se me acelero el corazón. 

- Estoy en el garage en tu auto ahora mismo totalmente desnuda esperandote -

Una sonrisa perversa se dibujo en mis labios la boca se me hacia agua era hora del tercer round.



CONTINUARA......


TARDE PERO SEGURO.... AQUÍ ESTA EL ATRASADO CAPITULO DE JAKE ESPERO QUE LO DISFRUTEN SE QUE ES IRRITANTE PERO EL FORMA PARTE DE ESTA HISTORIA ASI TENDRAN QUE AGUANTARLO JEJEJ

GRACIAS!!!

*Rina*

2 comentarios:

cullen dijo...

este jacob es un bastardo de primera,un cabronazo.
pero aun asi el capitulo estuvo fabuloso,eres maravillosa rina,sabes que me tienes enganchada y atrapada a esta historia.
me encanta todo lo que escribes,sugue asi.
te adoro

Vampire Angel dijo...

holaaaaa!!!! me encanto el capi, ese jack es una basura, pero eduard cuando toma parte en la historia??? le quita a bella verdad??? espero que si, avisame del proximo capi ( y un consejito cuida un poco mas la ortografia, eres excelente escritora)....besos