Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

jueves, 22 de septiembre de 2011

TRAICIÓN AL ♥ CAP 20


*Bella*

Llegamos juntos a un hermoso edificio de más de diez pisos Edward me hizo señas para que lo siguiera con mi auto hasta la cochera hasta ese instante no me había dado cuenta que mi auto no debía ser visto sonrei al notar que Edward pensaba en todo. Él mi cuidaba y eso significaba lo mucho que yo le importaba.
Salimos del ascensor abrazados besandonos sin ningún tipo de tapujos al llegar frente a uná puerta de madera Edward sacó las llaves de su bolsillo y abrió mientras me invitaba a pasar a mi primero.


Todo parecía tan normal para ambos es como sí en algún lugar en algún momento de nuestra existencia hubiésemos estado juntos sea en está vida o alguna otra.


- Está es mi humilde morada Bella- repuso besandome en lo labios con un casto beso


- Hermoso lugar Edward - dije a la vez que recorría el sitio con la mirada. El departamento estaba decorado elegantemente tenía una sala amplia en donde resaltaba un enorme sofá en el centro con un plasma inmenso al frente el equipo de sonido estaba ubicado al extremo derecho de la pared junto a una gran biblioteca repleta de libros de todos los tamaños y debajo de está se hallaba la colección más numerosa que mis ojos hallan visto de cd's me acerqué pasando mis dedos por las tapas de cada uno de los mismos era un lujo clásicos de todo tipo la música clásica dominaba ka mayor parte de su repertorio visualice el cd de Debussy y sonrei al parecer estamos mas sintonizados de lo que suponiamos.


- Que deseas hacer princesa - dijo muy cerca de mi oido y me estremecí - tal vez quieras comer algo...


Me gire para encontrarme con ese mar de esmeraldas que me quitaban el sueño y mis ojos brillaron ante su oferta aunque mis intenciones de comer variaban rotundamente de cualquier menu, yo lo queria a él, queria devorarmelo a Edward. Pero no me atrevia a decirselo con palabras era como si de pronto la timidez se apoderara de mis sentidos me quede alli en sus brazos tan disminuida tan poca cosa ante semejante dios griego.


Edward percibio mi cambio y se dedico a besar mi rostro llendo por mi frente apartando un mechon de mi cara colocandoleo detras de mi oreja, su boca siguio explorando mi rostro dejando la calidez de sus labios por donde fuese que pasara; senti como se incrementaba su respiracion a la ves que mi loco corazón dio comienzo a un sonoro concierto.


- Al parecer los dos tenemos el mismo concepto de comida mi amor - musito y no lo vi venir sus manos viajaron por detras de mis rodillas y me levanto en brazos al parecer se le hacia habitual cargarme para mi era la gloria, cruzamos un pasillo llegando al fin un cuarto precioso decorado en tonos azul y blancos la gran cama dominaba la estancia imponiendose pidiendo a gritos ser usada.


Pero otra vez me sorprendio y el camino no finalizo alli llegamos a un cuarto de baño y ahi si me bajo. Sus manos me despojaron del vestido era una muñequita en sus brazos Edward apenas demoro un poco mas en quitarse la suya y mirandome a los ojos imnotizandome me invito a acompañarlo al jacuzzi lo cual no dude.


El agua estaba exquisita trate de contener las ganas locas de llorar que tenia estaba feliz esto era todo y mas. Era Edward el responsable de tal acto, de tal entraga.


- Dejame que te labe - pedi con vos ronca al ver como la espuma de las aceites acariciaban su torso desnudo. Solo asintio y se dejo hacer, trate de concentrarme en mi trabajo pero no fue suficiente su piel pedia por mas y con cada frote podia sentirlo gruñir Edward estaba de espaldas a mi fui muy ozada y deje que mis senos le tocaran la espalda esa fue una sabia desicion él se giro y me envolvio con sus brazos, sus labios me torturaban el cuello, los pechos aww!! era demaciado dos dedos se introdujeron en mi centro jadeando como loca me deje llevar por el hasta estar encima suyo montandolo la friccion de mi trasero lo ponia jodidamente loco.


Sonrei tirando de su cabello humedo por el agua sus manos lavaron mis senos pero mas fue su boca la que estuvo en su lugar decia que era mejor labarlos con su propia saliva y yo no pude revatirselo. Podia sentir el calor venirse cada ves mas rapido. Fue entonces cuando tome todas la fuerza que tenía y deje que mi mano emvolviera su miembro erecto y a punto de estallar enterrandolo completamente en mi sexo Edward gruño cuando lo aprete con mis paredes exigiendole que se moviera mas rápido. Sus arremetidas salpicaban agua por todos lados pero eso no era suficiente yo queria mas, necesitaba mas de el. Pense bien en lo que estaba a punto de hacer y desidi que Edward me complementaba sus ojos brillaban de lujuia reflejando los mios tambien, mi dedo se situo tan cerca de su coño y lo masajee insistentemente haciendo circulos su mirada fue fuegompuro lava derretida. Edward se dejo llevar por la locura que nos rodeaba y fue ahi cuando lo senti estrellarse en mi interior vaciarse hasta no dejar ni una gota de su semen fuera de mi.. Ell orgasmo me desarmo y cai sobre su pecho jadeando y retorciendome como una vibora desesperada.


Desperte envuelta en un par de brazos firmes y musculosos me asute cuando vi él reloj y ya eran mas de las diez de la noche.


- Shhh. Tranquila cariño aun es temprano por lo que se la cena iva a durar hasta tarde - susurro en mi oido.


- Tienes razon rara vez vuelve antes del amanecer - comente recordando todas las veces que Jacob se ausentaba hasta tan tarde nunca me habia cuestionado el motivo de tal demora pero ya no me importaba ahora queria estar con mi hombre y ser feliz a su lado el tiempo que nos quedaba.


Un sonido sordo nos llego a ambos y me ruborise al instante.


- Creo que tienes hambre mi vida, esperame un segundo se que algo debe haber en mi cocina - salio dejandome alli pero solo el fueron un par de minutos Edward llego con una enorme bandeja con dos inmensos sanwichs de polllo y verduras y dos vasos de gaseosa. Lo mire extrañada.


- He notado que eres vegetariana mi amor - dijo sonriendo de lado y mi pulso se acelero todo era tan perecto en él.


- Gracias - susurre engullendo el delicioso sanwich de pepino, lechuga y tomate.


Comimos mirandonos y sonriendo como dos idiotas


- Te veo y aun no me lo creo Bella, es un sueño tenerte aqui y ahora conmigo me gustaria tenerte para siempre mi amor- vi como sus ojos se obscurecieron de pronto, Edward tambien sabia que nada de todo esto iba a ser facil.


- Lo bueno de todo esto es que para mi tambien lo es, digo lo del sueño aun no puedo creerlo Edward tu eres mi vida - dije mirandolo con amor con deseo con todo lo qe mi corazon sentia.


Hicmos el amor dos veces mas una en la cama y la otra contra la puerta del baño al parecer mis caricias alli cerca de su coño lo volvian loco y me pedia mas y mas, quise decirle que yo apenas sabia lo que hacia pero no me atrevi Edward lamio mi sexo muchas veces decia que queria recordar mi sabor durante toda la noche y solo evite que mi mejillas traidoras explotaran de tanta verguenza.


- No quiero titulos Bella para mi tu eres mi mujer mi amante mi novia mi todo - dijo antes de darme el último beso en los labios robandome el aliento.


- Yo tampoco los deseo al menos por ahora mi amor, tratare de solucionar las cosas pero dame tiempo por favor... - rogue sabia que estaba mal, debia pedirle el divorsio urgente pero es que apenas si conocia a Edward.. ¡Maldicion! Era tan putamente cobarde...


- Siempre estare aqui para ti, se que apenas si nos conocemos pero te demostrare que no solo soy bueno en la cama mi amor ya veras - sonrio y dio media vuelta girando sobre sus talones se subio a su precioso Volvo y condujo camino hasta su casa.


Al entrar nadie estaba para recibirme lo cual agradeci eran mas de las dos de la mañana y entre en puntillas, me habia sacado lo tacos camine descalza corriendo a traves de las escaleras, moriria si Jake hubiese regresado pero gracias a dios Edward tenia razon, la cena era demaciado larga y solo me cambie el vestido la ropa interor y me puse un pijama de pantalos de razo y camisa a juego no queria dejar ni un centimetro de piel a la vista de mi marido.


Sonrei ante la perspectiva de verlo mañana en la oficina se me hacian tan largas las horas, me levante de la cama y corri hasta mi bolso excitada saque mi celular y marque su numero Edward atendio al instante.


- Solo queria decirte que las horas sin ti son una tortura mi amor - musite


- Lo se cariño pero sabes ¿cual es lo mejor de todo esto? - pregunto y me desconcerto.


¿Donde estaria lo bueno en separarnos?


- Explicate por favor...


- Lo mejor es que mañana cuando te encuentre en la oficina no dudare en hechar cerrojo y hacerte el amor como nunca bebe no sabes cuanto te deseo...


¡Madre santa!


¡La humedad me sorprendio en mis muslos!


¡Era una completa y exquisita locura!


- Edward...


- Shhh. Dejate llevar cariño pon tus dedos donde me gusta... alli abajo tocate para mi hazlo por favor - su voz ronca se confundia con mi agiada respiracion. Yo solo obedecia- asi bien ahora muevete despacito toca tus pechos despacio como si fuesen mis dientes quien estuviesen alli mi vida.


Edward gemia conmigo me di cuenta que el estaba tan excitado como yo.


- Edward... toca tus testiculos para mi bebe, si mas rápido libera tu polla y masajea esas enormes pelotas que tienes awww - mis dedos estaban hirviendo no podria soportar más.. - ya... vente para mi ... rápido damelo todo!!


- Bella amor... siiiii awww!!! ¡rayos! - exclamo y sonrei cuando pude enderezarme estaba toda mojada, deberia ducharme otra ves - Eres preciosa te amo Bella recuerdalo esta noche bebe - dijo mandome un beso


- Yo tambien te amo, Edward mas de lo que te puedes imaginar hasta mañana mi cielo - dije mientras cortaba la comunicacion y me disponia a ducharme.


Me bañe rápidamente no queria que mi marido llegara y me encontrase en esas andanzas busque ropa interior para nada sexi y mi pijama de nuevo. Recoste mi cabeza sonriente sobre la almohada, feliz, abarrotada de tanta alegria. Me dormi soñando con el mañana soñanado con estar con Edward para siempre... sin prisas sin apuros solo él y yo nadie más...


AQUI LES DEJO OTRO CAP USTEDES ME DIRAN QUE TAL LES PARECIO Y SI MEREZCO UN COMENTARIO!!!

GRACIAS A TODAS!!!♥♥♥

1 comentario:

cullen dijo...

no mereces un comentario.
mereces un trono de reina!
sabes que tienes un talento de oro amiga,y tambien sabes que me tienes con esta historia,gracias por publicar amiga.
pero hazme caso y descansa,tomate unas vacaciones,las necesitas.
mil besos hermosa,a ver cuando hablamos.
te quiero!