Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

sábado, 24 de septiembre de 2011

TRAICION AL ♥ CAP 22



*Bella*

La tenue luz de la mañana hizo que poco a poco mis adoloridos musculos se movieran solo un poco en la cama logrando despertarme por completo. La felicidad habitaba en mi pecho sacandome mas de un suspiro. Estaba tan contenta que sino fuese por el gran cansancio que aun tenia me pondria a bailar aqui mismo.


Edward.


Mi amor.


¿Como estaria él?


¿Ya habria despertado?


.Se me antojaba llamarlo decirle lo mucho que lo amaba y lo bien que me sentia despues de haber sido suya el dia de ayer y parte de la madrugada de hoy. El sexo telefonico habia sido una de las experiencias mas excitantes que vivi en mi corta vida. Sonrei al recordar el orgasmo que me saco el aliento. Solo Edward podia encerderme con el sonido de su vos llevarme a la cima mas alta y hacerme caer en picada de puro placer, de puro amor...


- Al parecer ha sido una noche reparadora cariño - susurro Jacob a mi lado y mi cuerpo instintivamente se tenso.


¡Estupida!


No me habia percatado de su precencia en la cama cuando desperté; estaba tan embelesada recordando al amor de mi vida que apenas si repare en la precencia de mi marido junto a mi en la misma cama.


Busque fuerzas de donde no tenia y al fin pude hablar:


- La verdad es que si Jake, al parecer mi primer dia de trabajo me dejo agotada - dije odiandome por mentir. Oculte mi rostro bajo las sabanas sabia que él podia leer mi mentira con solo mirarme.


- Pues... sabes que no es necesario que vuelvas ... ¿no es asi? - su abrazo me tomo por sorpresa y mi cuerpo convulsino rechanzadolo.


- No. Jacob. Adoro lo que hago y no pienso dejar de hacerlo - conteste separandome de él con todas las fuerzas que mi cuerpo fue capas de hacer apeas se me movi unos centimentros.


- Bella... amor... ven aqui aun es temprano mi vida que tal si tu y yo.. - su mano toco el pantalon de mi pijama y puedo jurar que un insulto salio de su boca


- Cariño es tarde hoy tengo un dia largo asi que mejor me dejas y me ducho ¿vale? - conteste con aplomo.


- Lo que quieras ... pero ya llevamos mas de diez dias sin hacer el amor y estoy que ardo esta noche no te salvas cariño- me detuve al instante junto al umbral de la puerta del baño al escuchar sus palabras. Trague saliva e ingrese dejando que mis manos reposaran sobre el frio mármol de la encimera del mismo. Mi rostro tenia un color palido transparente casi verdusco a causa del miedo de la repulsion de ser tocada por mi marido el espejo me torturaba aun mas.


Respira Bella. Vamos no puede ser tan malo....


¡Carajo!


¡Si que Lo es!


Imaginar las manos de Jake recorriendo mi cuerpo solo me transtornaba aun mas el pensamiento... tranquila respira...


El agua me descontracturo lo suficiente como para tomar valor y salir envuelta en un bata de algodon a hurtadillas entre en el vestidor sin exito aparente, mi marido estaba buscando su ropa vestido tan solo con una toalla blanca alrededor de las caderas. Mi corazón bombeo desesperado gritando auxilio a los cuatro vientos. Tenía que salir de alli. Tenia que correr y esconderme de él. Pero... mis piernas estaban enterradas sobre la alfombra negandose a reaccionar.


Jake se dio cuenta de mi presecia y sonrio maleficamente al verme asi.


Sus piernas acortaron la distancia que nos separaba y sus brazos me envolvieron el cuerpo. Su olor a madera y a menta me nublaba la vista era tan sofocante al igual que el calor que emanaba su cuerpo parecia que tenia fiebre y que en cualquier momento se prenderia fuego. Recien ahi supe darme cuenta de la diferencia entre ambos mi cuerpo solo lo habia buscado a el como refugio como un lugar en cual descargar mis penas, mis miedos pero ahora que habia descubierto el verdadero amor solo queria salir corriendo de su lado y terminar en brazos de Edward.


- Tu perfume es exquisito... - su boca busco mi cuello. Estaba temblando y mi marido se dio cuenta. - Bella ¿estas temblando amor?


- Si... es que tengo mucho frio disculpame deseo vestirme debe ser aun el efecto de la gripe cariño.. - no titubie esta ves y el chasquido de los dientes de Jacob se sintieron desde el otro lado de la habitaion donde se estaba cambiando.


Suspire.


Me habia salvado de una grande...


Pero...


¿Hasta cuando soportaria esto?


Jacob no era el marido insaciable que yo deseaba pero... al menos una vez a la semana me tocaba y ya era tiempo...


¡Ayudame Dios...!


Trate de concentrarme en vestirme rápido no valla a ser que Jake se arrepintiese a ultima hora.


Una preciosa falda azul marino con una blusa blanca con bolados en el frente ambos de Channel me quedaron pefectas.. unos zapatos divinos de tacon de 12cm blancos junto la cartera a tono de Prada y listo. Mi cabello quedo perfectamente alineado una vez que logre desenredarlo. Pefume y ya. Sonrei ante la imagen que el espejo se digno en devolverme muy diferente a la de media hora atras.


Desayune en completa armonia. Jacob haba salido segun Kebi tras una llamada y eso me dio tiempo a recomponerme del mal trago pasado arriba. Tenia que pensar bien que iba a ser con Jacob... el no era ningun tonto y si segui rechazandolo sabria que habia otro motivo... pero ¿como?


Hablaría con Edward. Si. Era lo mejor mire mi reloj pulsera a penas eran las ocho de la mañana. Decidi arriesgarme y pulse su numero en mi movil.


Despues de dos tonos atendio mi hombre...


- Hola amor como estas...?- mi ritmo cardiaco comenzo a elevarse.


- Hola amor, aqui extrañandote...- quise acultarr el temblor en mi vos pero al parecer fue inutil...


- ¿Estas bien Bella?


- Si... - menti - pero estaré mejor en cuanto nos veamos...


- Princesa estare pensando todo el dia en ti


- Igual yo Edward... te amo


- Yo tambien amo cariño... nos vemos a la tarde si...


- Se me haran eternaslas horas sin tu compañia


- Creeme que se de lo que me hablas.. te amo - y colgo.


Bueno ahora si mis sensores de autoestima estaban elevados gracias a él.


Ya en la oficina una pila de carpetas descansaban sobre el escritorio casi me da un ataque cuando las vi pero deduje que Angela solo las dejo alli para que les hechara un vistazo. Eran fururas familias a las cuales evaluariamos si darle o no la adopcion de varios de los pequeños.


- Disculpa Bella - agrego Mike mientras pasaba sin ser invitado despues de varias horas de estar sumida entre los papeles.


-Hola Mike, dime ¿que deseas? - umm mal pregunta su rostro se puso bordo


- Bella... - carraspeo - mira el caso de Renata esta casi listo y me preguntaba si tu... ¿si quieres venir conmigo a visitar la familia?


- ¡Oh! Claro, me esperas y termino con esto dije señalando un informe y el asintio.


Fuimos en mi auto corria mucho mas y ya eran mas de las dos de la tarde pronto Edward llegaría y no queria perder un minuto sin él.
La pareja que nos resibio me cayo bien al instante él era un hombre muy joven pero no por eso dejaba de ser imponente y elegante a la ves se llamaba Charles, ella era una joven muy bonita su nombre era Makenna y me lleno de ternura apenas la vi. Habia tanto entusiasmo en sus miradas a la ves que miedo.


- Por nuestra parte estan aptos para la adopción - dijo Mike a mi lado sonriente


- ¡Oh! Gracias!! No saben lo feliz que nos hace la noticia - la muchacha abrazo a su marido y ambos lloraron juntos


- En los proximos días resiviran noticias y de seguro antes de la semana entrante podrán tener a Renata a su lado - dije satisfecha por mi trabajo.


Cuando regresabamos no podía dejar de sonreir era tan gratificante hacer el bien y aun mas ayudar a personas ellos.


- Es grandioso verdad, hacer algo por ellos y por la pequeña...


- Si que lo es estoy tan feliz...


- Me alegra que seas tu quien ocupe este puesto Bella - ¡oh no! esa vos..


- Gracias estoy muy contenta con mi trabajo


- Nos hiciste mucha falta


- Eres muy amable Mike pero Edward fue quien hizo todo por mi asi que las felicitaciones son para él...


- Claro.. Edrward... - note cierta envidia en su vos pero no le hice caso alguno no queria empezar una disputa ahora ademas que nadie debia saber acerca de nuestra relacion.



Mike camino a mi lado hasta dejarme en la puerta de mi oficina.


- Me alegra tenerte como compañera Bella... - ¡Rayos! otra ves ese tono de vos cargado de ... deseo...


- Si me disculpas tengo que trabajar gracias por todo


- Bella... espera - dijo tomando mi brazo y la puerta detras de mi se abrio de golpe.


El rostro de Edward enfrento el de Mike quien me solto al instante. Pude ver en sus ojos fuego y temble por eso.


- ¿Pasa algo? - pregunto y podia jurar que estab tras la puerta escuchando todo


- No. Mike ya se iba - dije adentrandome en la ofina y perdiendome entre los papeles


- ¡Claro! Hola Edward yo ya me iba, Bella cuando quieras - contesto Mike y quise romperla la cara.


La puerta se cerró y con ella el pistillo de la llave dio dos vueltas.


No me atreví a mirarle a la cara. Sabia que estaba furioso eran mas de las cuatro ya.
Lo senti caminar hasta posicionarse a mi lado.


- Asi que... ¿cuando quieras...? - pregunto dejando que su escensia a lilas me llenara las fosas nasales.


- Edward.. yo...


- Shhh. No digas nada Bella tengo una promesa que cumplir - dijo levantandome de la silla y separando alguno papeles sobre el escritorio dejandome sentada alli.


Sus piernas separaron las mias a la ves que su manos bajaban hasta mis muslos levantando la falda. Cada roce de sus dedos tan largos y perfectos me enloquecia, la humedad si situo en mi centro y Edward se dio cuenta cuando puso su mano en mis braguitas.


- Estas tan mojada... tan lista...cariño


La tela de la braguita se rompio y salio volando dejandome desnuda alli abajo.
Su boca apenas si mordio mis labios unos segundos y se instalo en mi sexo lamiendo todo a su paso.


- ¡Demonios! Aww Edward... - arquie mi espalda buscando que su lengua se enterrara aun mas dentro de mi


Sus manos abrieron mi blusa bajando a toda velocidad mi sosten dejando descubiertas mis tetas erectas para él.


Un gruñido sordo retumbo en su garganta y tuvo que dejar mi sexo para meter un pecho en su boca. La sensacion era tan profunda tan rotorcidamente lujuriosa y peligrosa que crei correrme alli mismo.


- Espera.. bebe aun falta esto - dijo tocandose el bulto enorme de entre sus piernas


- Edward... amor


- ¿Que quieres Bella? - pregunto divertido y con la vos tan ronca como la mia.


- Te quiero a ti... - conteste pero al parecer no fue suficiente ya que no se movio a no ser para cambiar su boca al otro seno


- Ya me tienes amor... ¿que mas quieres? - maldito bastardo estaba jugando conmigo.


La perra lasciva salio de mi cuerpo y conteste justo al lado de su oido:


- Quiero que me metas tu enorme polla rápido y duro y me des sin lastima hasta vaciar tu rico semen en mi amor mio...


Note como su cuerpo convulsiono y apenas si vi cuando bajo sus pantalones y me penetro de una sola estocada.


- Bella... aqui me tienes amor - empujaba sin reparos cada vez mas fuerte. Me sujete desde sus hombros para no caer y enrede mis piernas en sus caderas dejandome llevar por el vaiven de nuestras caderas. El calor era cada vez mas intenso mas torturador. Edward no podia evitar que sus jadeos se sintiensen y supe que al igual que yo estaba a punto.
Dos estocadas más y un rugido sordo salio por su pecho llenadome al extasis profundo.
Su semen me quemo completamente estaba tan espeso que una vez que nos separamos luego de varios seciones de besos tuve que limpiarme mas de una ves.


Mi sonrojo era inevitable cuando él me quito un trozo de servilleta de la mano y fue el quien me limpio el coño empapado con sus jugos.


- Dejame hacerlo mi amor...- sus ojos brillaban de emocion - ahora dime algo que es eso que queria darte Newton


Rei a carcajadas y él solo espero a que terminara de reir para meter dos dedos dentro de mi vagina haciendome retorcer ante el contacto intimo.


- Edward... no .. lo se... pero te juro que yo.. - aww ¡tres dedos! aun tenia conmigo la humedad anterior mezcla de semen mezcla de mis propios jugos Edward no parecio notarlo o si lo hizo fue adrede y saco sus dedos y con la humedad recorrio el camino libre hasta mi ano jugando con mis jugos y sonriendo picaramente.


- Mmm me encantaria tenerte por aqui princesa - decia masajeando mi culito con cariño


Jadee ante tal acto era el paraiso. Pero él las quito de inmediato y me bajo la falda sin previo aviso.


- Alguien viene - dijo y me tire al piso arregaldo todo el despiole que habia encima del escritorio.


Edward abrio la puerta con el tiempo justo de sentarse y fue cuando dos golpes detras llegaron


- Adelante dijimos los dos al unisono.


La figura de Emmett apareció tras la misma.


- Buenas tardes chicos -


- Hola Emm - contesto Edward nervioso supuse que estaba acomodando su ereccion dentro de sus pantalones.


- Hola ¿como estas Emmett? - pregunte desviando mi mirada de su hermano.


- Bien gracias aqui pasando a invitarlos a ir a festejar la finalizacion de la obra del nuevo edificio de la Fundacion - dijo animadamente


- ¿Ya? - pegunté contenta


- Si asi es acaban de terminar este sabado es la fiesta de inaguracion queda de mas decirte Bella que estas invitada junto a Jacob - dijo mirando a Edward en ese momento


- Y tu... ¿Puedes traer atu chica tambien? - dijo riendo y el rostro de Edward se descompuso al igual que el mio.


- ¿De que hablas Emm? - pegunto molesto mi amado.


- Mmm mejor despues si, ahora estoy llegando tarde mi osita me necesita - dijo antes de salir


- ¿Bella? - llamo


- Si..


- Se me olvidaba Rose te esta esperando en la sala de conferencias


- Ok - sali de alli a toda prisa y me parecio ver una sonrisa malvada de Emmett detras de mi


- Amiga hasta que al fin das la cara - decia Rosalie abrazandome


- Hola es que he estado muy ocupada recien ayer me reincopore - conteste


- Lo se, pero queria saber si vas a venir este sabado a la inaguracion - pregunto muy contenta


- Claro que ire Rose no me la perderia por nada del mundo - agregue


- Ok te espero...


- Nos vemos Rose aun tengo trabajo atrasado - dije saliendo de alli


- Bella... - me llamo - Te ves muy linda amiga se nota que estas feliz de verdad


- Gracias Rose en serio estoy muy feliz - conteste sonriendo


Al llegar nuevamente a mi lugar de trabajo me encontre con Edward riendo a carcajadas


- ¿Que es tan gracioso amor mio? - pregunte contenta


- Esto - dijo levantando un trozo de tela blanca de encaje en sus manos mis mejillas explotaron poniendose moradas. Mis braguitas. Una mano bajo hasta mi bajo vientre y recien ahi me di cuanta de que no las llevaba puestas.


- Edward... - dije y él me abrazo ambos reimos juntos un buen rato


- Me diras ¿que queria decirte Emmett? - pregunte divertida


- Creo que... no .. es mejor asi no quiero que sufras una convulsion espontanea - contesto mientras besaba mi boca con todo el amor del mundo.



PROMESAS SON PROMESAS SEGUN MI ED.... JAJJAJA CREO QUE MEREZCO UN COMENTARIO NO????

1 comentario:

cullen dijo...

un comentario?
de eso nada amiga,lo que te mereces es ke nos prostemos a tus pies,fue el capi mas ardiente que he leido nunca,yo tambien quiero un edward!
a ver si bella sabe la verdad de jacob de una buena vez,asi podra estar con edward sin tener que esconderse de nadie.
decir que me encanto es poco,este cap me dejo ansiando mas,y un poco mojada,jajaja
besos linda,te quiero.