Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

sábado, 24 de septiembre de 2011

TRAICION AL ♥ cap 21

*Edward*


Entramos juntos a la cochera era necesario ocultar el auto de mi Bella ya estábamos cometiendo demasiadas locuras y no quería exponerla más. Era demasiado importante para mi no me podía dar el lujo de perderla ahora que era mía. Si Mía. Sólo mía. Una punzada de dolor me recorrió el pecho al pensarla en brazos de eso chucho que tiene por marido. De eso no habíamos hablado sabia que para ella iba a ser muy difícil rehuirle a su marido, pero... ¡Demonios! era inconcebible pensar en eso justo ahora que la tenia junto a mi.


La tome entre mis brazos cuando el ascensor se abrió y me dirigí hasta mi casa abrí la gran puerta y la invite a pasar a mi hogar. Ella se veía un tanto nerviosa pero no incomoda verla aquí dentro de mi casa solo me confirmaba lo equivocado que había estado durante años creyendo tener todo. Verla allí parada frente a mi supe que Bella pertenecía aquí a mi lado.


- Está es mi humilde morada Bella- de dije besándola en los labios la emoción era tan fuerte que podía tener un paro cardiaco ahora mismo.


- Hermoso lugar Edward - dijo mirando cada rincón de mi casa quería chillar como una niña estaba feliz Bella camino hasta situarse al lado de mi equipo de audio pasando sus manos por los lomos de las tapas de los cd, algo le llamo la atención y sonrío al parecer había mas cosas que nos unían.


- Que deseas hacer princesa - repuse muy cerca su oído la sentí estremecerse - tal vez quieras comer algo... - musite aunque el único plato que quería era a ella servida en bandeja de plata solo para mi!!

Bella me miro y un brillo cegador en sus ojos me confirmo que ambos estábamos sintonizados en la misma frecuencia era increíble hasta el mas mínimo detalle nos unía. Algo cambio de pronto en ella note como si una ráfaga de timidez la abrasara era como si mi pequeña tuviese miedo de no suficiente para mi. ¡Que locura! ¡Bella era todo lo que mi corazón necesitaba! ¡Es más yo me sentía poca cosa a su lado…!


Me dedique a besar su rostro yendo por su frente apartando un mechón rebelde de su cara colocándolo detrás de su oreja eje que mis labios la envolvieran mi aliento chocaba de lleno en su cara la respiración de mi amada
Incremento su ritmo haciendo eco con el mío.


- Al parecer los dos tenemos el mismo concepto de comida mi amor - musite levantándola en mis brazos mi pequeña se sorprendió era tan liviana, tan sube como un pluma la idea de tenerla mojada llena de espuma me nublo la mente y fui directamente hasta mi cuarto de baño la baje cuando llegamos frente a mi enorme jacuzzi, por primera vez agradecía el hecho de haberle hecho caso a mi hermana en poner uno tan grande.

La desvestí con rapidez mi necesidad era exuberante su piel blanca como la nieve quedo a la par que la MIA ya que no demore ni dos minutos en sacarme mi fastidiosa ropa. Busque con mis ojos esa mirada que me derribaba el alma y la invite a que me acompañara.
El agua estaba deliciosa Bella disfrutaba de la calidez de la misma.


- Déjame que te lavé - pidió con vos ronca y la deje hacer. Mi cuerpo se endurecía cada vez mas con su contacto sus manitas me lavaban la espalda con suavidad los gruñidos de placer salían disparados por mi garganta era irresistible de pronto el contacto de sus pechos me atravesó la columna mandando miles de señales a todo mi cuerpo, un calor abrupto me traspaso completamente y no dude ni un segundo en tomarla en mis brazos, deje que mi boca se ocupara de su cuello absorbiendo su aroma hasta intoxicarme con él, sus senos estaban erectos disponibles para mi lengua mordía sus enrojecidos pezones y los chupe sin tregua era delicioso verla retorcerse en mis brazos suplicar hasta el cansancio por mas y yo se lo aria. ¡Oh! I claro que le daría todo y más. Mi mano viajo hasta su vagina metiendo dos dedos dentro de ella los cuales entraron rápidamente estaba tan sensible allí tan estrecha me encantaba disfrutar al verla. Su cara era todo un poema. Sus piernas me envolvieron las caderas depositando su trasero encima de mi sufrida erección comenzó a removerse encima Mio. Aww era desesperante saber que su culo estaba tan cerca de mi polla pero no hoy no seria mas adelante tal vez si ella lo deseaba la penetraría por atrás ahora quería disfrutar de su coño hirviendo en mis dedos.

Bella tomo mi cabello y tiro fuertemente de él haciéndome perder la poca cordura que quedaba en mi cuerpo, me abalance a sus pechos chapándolos hasta el cansancio argumentando que no había mejor manera de lavarlos que no fuese con mi boca ella chillo al sentir mi explicación y ambos continuamos con nuestro juego sexual.

La sorpresa fue cuando sentí su mano aventurarse hasta mi miembro amarrándolo con firmeza y metiéndolo en sus manantiales sin ningún tipo de preámbulos ¡Aww! Jodidamente estrecha… gruñí al sentirla tan caliente y la muy traviesa me apretó la polla con sus paredes haciéndome ver estrellas comencé a moverme de prisa el agua caía por todos lados la espuma apenas le rodaba las caderas envolviéndola como u manto era tan puramente sexi .


¡Rayos!


¡Santo cielo!


Bella metió mi dedo en la pequeña estancia antes de coño y comenzó a torturarme haciendo círculos miles de descargas me llegaron era aww… exquisito.. tan … placentero …y … increíble que la llene completamente con mi semen haciéndola gritar como loca al venirse su orgasmo tan cerca del mío. Podía verla retorcerse


Minutos después la sentí dormida encima Mio, dentro de mi. Me levante con suavidad poniendo mayor esfuerzo en no despertarla estaba agotada. La acosté en mi cama y una lágrima cayó por mi mejilla al verla dormir allí a mi lado. La abrase con amor sosteniendo su rostro en mi pecho al cabo de unas horas Bella despertó pude sentir la tensión en sus músculos ella estaba desorientada.


- Shhh. Tranquila cariño aun es temprano por lo que se la cena iba a durar hasta tarde - susurre para infundirle confianza


- Tienes razón rara vez vuelve antes del amanecer – o sumida en sus pensamientos, me moría por contarle todo pero no seria propio de un caballero hacerlo. Esperaría. Su estomago chillo y note el calor de sus mejillas en mi pecho.


- Creo que tienes hambre mi vida, espérame un segundo se que algo debe haber en mi cocina – corrí hasta mi cocina y gracias a dios aun quedaba pan lactal, pollo y verduras ¡¡perfecto!! Recordé que mi amada era vegetariana un dato que no se me había pasado durante la cena en su casa llene dos vasos con gaseosa.


- He notado que eres vegetariana mi amor – comente a ver su cara de extrañeza frente al sándwich


- Gracias – confeso mandándose un buen bocado de pan con verduras


Comimos mirándonos y sonriendo como dos idiotas. Éramos dos chiquillos viviendo una aventura de amor.


- Te veo y aun no me lo creo Bella, es un sueño tenerte aquí y ahora conmigo me gustaría tenerte para siempre mi amor- dije sintiendo como mi corazón me pinchaba de dolor al saber que nada sería tan rápido y tan fácil como soñábamos.

- Lo bueno de todo esto es que para mi también lo es, digo lo del sueño aun no puedo creerlo Edward tu eres mi vida – dijo y mis ojos obtuvieron la luz que segundos antes se había apagado. Si Bella me amaba yo podría esperar hasta el final de mis días por ella.


Lo siguiente fue amor puro, en la cama nos entregamos como nunca sin apuros, sin tapujos, sin miedos, solo éramos Edward Y Bella. Luego vino el desenfreno cuando la vi levantarse para ir al baño desnuda mostrándome
su precioso culo no me pude resistir y la seguí cuando ella salio la tome allí mismo contra la puerta haciéndola gritar mi nombre más de una vez. La muy sinvergüenza no paro de hacerme vibrar con sus caricias justo en la entrada de mi ano. Aww ¡Rayos! Me tenia donde quería…. No deje de lamer su sexo era gratificante tenerla así abierta para mi sentir como sollozaba por su liberación que mas de una vez la hice correrse en mi boca, sus jugos eran solos míos y quería vaciarla completamente.


- No quiero títulos Bella para mi tu eres mi mujer mi amante mi novia mi todo – dije besándola castamente antes de dejarla en la esquina de su casa.

- Yo tampoco los deseo al menos por ahora mi amor, tratare de solucionar las cosas pero dame tiempo por favor... – me suplico y vi la duda en ellos pero trate de no hacerme mala sangre.


Siempre estaré aquí para ti, se que apenas si nos conocemos pero te demostrare que no solo soy bueno en la cama mi amor ya veras – dije dejándola allí mientras volvía a mi casa. No podía creérmelo todavía. Bella era mi todo y yo… sin ella no existía. La duda en sus ojos me demostraron que aun no estaba segura de emprender una nueva vida conmigo, apenas si nos conocíamos era cierto pero yo le Daría todo mi amor incluso mí vida s fuese necesario para que ella dejara a ese maldito bastardo.


Llegar a mi apartamento fue muy duro. La soledad me oprimía el pecho, solo su aroma en mi cama me recordaba que había sido real, que ella había estado aquí junto a mi.


Cambie mi ropa y me acosté desnudo era necesario que su olor se colara en cada rincón de mi piel para no volverme loco. Mi celular sonó y mi sonrisa se disparo cuando vi quien era.


- Solo quería decirte que las horas sin ti son una tortura mi amor – dijo mi amada.


- Lo se cariño pero sabes ¿cual es lo mejor de todo esto? – dije divertido mi sexo palpitaba al sentir su vos estaba como loco.


- Explícate por favor... – sonó confundida sonreí por lo bajo.


- Lo mejor es que mañana cuando te encuentre en la oficina no dudare en echar cerrojo y hacerte el amor como nunca bebe no sabes cuanto te deseo... – dije haciendo a la imagen en mi cabeza aww dios era devastador…


- Edward... – sentí su vos cargada de deseo al igual que la mía y me impuse a darle placer por teléfono y por que no a mi también…


- Shhh. Déjate llevar cariño pon tus dedos donde me gusta... allí abajo tócate para mi hazlo por favor – dije bajando mi mano a mi polla enloquecida – bien ahora muévete despacito, toca tus pechos como si fuesen mis dientes quien estuviesen allí mi vida – no pude evitar que un gemido escapara por mis labios mientras mi mano se movía frenéticamente


- Edward... toca tus testículos para mi bebe, si mas rápido libera tu polla y masajea esas enormes pelotas que tienes awww –dijo mi perra lasciva mi perra lasciva y obedecí ante mi dueña las sensación fue extenuante mi otra mano no paraba de moverse mientras que la otra apretaba mis pelotas ¡Ya hazlo! Gritaba mi vos interior – ¡¡rápido dámelo todo!! – grito Bella y mi semen se libero bañándome completamente

- Bella amor... siiiii awww!!! ¡rayos! - me enderece y vi las colchas tiradas en el suelo camine como pude hasta el baño para lavarme - Eres preciosa te amo Bella recuérdalo esta noche bebe – dije mandándole un beso.


- Yo también te amo, Edward mas de lo que te puedes imaginar hasta mañana mi cielo – repuse cortando la comunicación.


Abrí el grifo y me di una ducha rápida esta todo pegoteado reí de lo lindo mientras me cambiaba y buscaba un bóxer limpio. La cama estaba en total desorden pero ni me moleste en cambiar las sabanas mi semen no las había alcanzado y agradecía internamente por eso. Me tape y su aroma me llego a las fosas nasales estaba en el cielo y mi ángel pronto estaría junto a mi… paciencia Edward me dije antes de caer en un sueño profundo.



1 comentario:

cullen dijo...

oh amiga,estuvo increible,tan ardiente,tan...esxcitante
ojala que pronto puedan estar juntos,se aman tanto.
besos y abrazos amiga,sabes que te quiero y te adoro.