Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

viernes, 7 de octubre de 2011

Amor Prohibido Cap 2

EPOV
Mi..... "Madrastra"


Me concentre en la ropa que había traído, todo era bastante formal demasiado para estar en casa. No quería lucir esta noche como el futuro médico que seria dentro de un mes quería yo, Edward Cullen, el joven que disfrutaba de la vida.
Nadie me habia comunicado la forma en la que debia vestirme asi que opte por usar la ropa que aun quedaba en mi armario antes de irme a estudiar. Unos jeans azules casi negros, una camiseta blanca manga larga y una negra corta superpuesta. Me arremangue la blanca hasta la altura de mis codos. Como en los viejos tiempos. Perfecto. Mis brazos quedaban mas hinchados. Rei al imaginar a mi madrastra admirar mis tubos. Algo que solo la juventud tenia tan definidos. Solo esperaba que mi padre no se sintiese afectado por esto.

¿Que estaba diciendo?


 Babosadas.


Mis zapatillas negras y ya.


Mire la imagen que me devolvía el espejo y quede muy conforme. Volvia a ser yo. El joven entusiata y rompecorazones que se fue de Seattle.
Mi cabello parecia un nido de pajaros pero con mis dedos supe acomodarlo o mas bien dejarlo peor. En fin, odiaba el peine asi que lo deje tal cual.


Dos golpecitos en la puerta me sorprendieron.


-¿Puedo pasar...? - mi hermana asomo la cabeza mostrándome una bella sonrisa


- Adelante ya estoy listo - conteste


- Pues... luces muy bien Edward, estas muy guapo


- Eso lo dices porque eres mi hermana


- No. Sabes que yo no miento - dijo girandose con un paso de bailarina - Creo a nuestra futura madrastra le gustara tu aspecto


- ¿Perdon? - pregunté divertido mientras saliamos de mi habitacion


- Pues veras... ella es sensilla y divertida


- La verdad es que no me la imaginaba asi ni mucho menos - rodee los ojos


- Mmm - se tocaba el rostro con una mano y me miraba con malicia - Dime ... ¿Como te imaginas a Bella... Edward?


Me senti nervioso ante su pregunta, demasiado tenso. Ansioso. Absurdo.


¡Era mi padre el que debia sentirse asi!.


 Rei solo para distender el momento pero mis palpitaciones no disminuyeron ni un latido.


- Te soy sincero Alice... he estado pensando en eso desde que papá me dio la noticia, y realmente no me imagino su aspecto, solo deseo que lo quiera y lo respete ante todo, ¿es eso lo mas importante no?


Alice oculto una risita y luego contesto.


- Claro que si hermanito, Bella adoro a nuestro padre así que mejor vamos que ya debe estar por llegar - tomo mi mano y apuro sus cortas piernas por la escalera.


El comedor estaba dispuesto perfectamente. Nos ubicamos alli. Mi lugar era al lado izquierdo de mi padre y eso no cambiaria me explico mi hermana solo ella había decidido ceder su lado derecho en honor a Bella.


Unos murmullos en la entrada nos aviso que mi madrastra había llegado.


Trague saliva y me dispuse a esperar alli.


La risa de mi padre al entrar en el comedor llego a mis oídos a la vez que la de su futura mujer.


Alice se paro al instante y corrió a su encuentro yo apenas repare en levantarme de mi lugar y esperar a que llegaran a mi lado.


- ¡Oh! Bella luces fántastica - dijo mi hermana entusiasmada


- Hola Alice que bueno verte de nuevo, y gracias... - su vos se filtro en mi cabeza y sonrei al notar al menos su timbre agradable a mis oidos.


- Isabella, querida déjame presentarte a mi hijo Edward - acoto mi padre y un aroma a fresas me golpeo con tanta fuerza que al girarme en busca de tal fragancia me encontré con unos preciosos ojos color chocolate derretido.  Mi corazon se detuvo una milesima de segundo hasta que pude recobrar el ritmo normal y le di mi mejor sonrisa torcida a la joven que estaba en frente mio.


- Mucho gusto Edward... - repuso bajando la vista completamente ruborizada


¡Santo Cielo!


Quise rozar su mejilla en ese mismo instante pero apenas cai en la cuenta de quien era. Una punzada de dolor atraveso mi pecho fulminando cualquier tipo de emocion antes sentida.


- El gusto es mio - dije al fin dandole un beso en su mejilla roja como el tomate. Su piel era aun mas suave un chispazo extraño pero para nada desagradable me corrio por la espina dorsal.


Estaba en shock esa mujer si se le podía llamar de esa forma apenas era una niña.


 ¡Dios!


 ¿Que edad tendría?


 Mire a mi hermana en busca de ayuda y la muy descarada sonrio y al fin acudio a mi.


- Sientate Bella - dijo al fin y mi padre la acompaño como todo caballero que es hasta su asiento sin soltar su abrazo de ella.
Me molesto a sobremanera su actuar. La diferencia de edad era tan grande...


Nunca nadie me dijo si esto era una broma o que; trate de esperar ese comentario de ¡Sorpresa!  pero nunca llegó.


Tome asiento al igual que mi padre y me percate de la forma en que la miraba él. Estaba embelezado con ella. Y no era para menos... 
Había tanto amor en su mirada que se me hizo un nudo inmenso en la boca del estomago definitivamente no podria probar bocado alguno.


- Ahora que estamos al fin en familia podemos cenar - repuso el mismo mientras Charlotte nos servia la cena.
Miré la comida como fuese un espejismo tenia que ser capaz de levantar la vista pero temia que al encontrarme con esos ojos maravillosos me perdiera.


Alice hablo casi todo el rato. Bella a penas si le contestaba. Se la veia tan o mas incomoda que yo.
Trate de centralizarme en el acontecimiento de tal cena pero no podia imaginarme a esta muchacha tan hermosa como mi futura madrastra. ¡¡Casada con mi padre mucho menos!!
El destino era tan macabro a veces.


- Edward...


La vos de mi padre me saco de mi ensoñación


- Si padre


- ¿Estas de acuerdo con lo que dijo Alice?


Piensa piensa. Mejor digo que si.


- Claro - conteste sonriente y mi hermanita festejo abrasando a Bella


- Pues la boda será este sábado y como yo trabajo esta noche creo que es hora que me valla a alistar, si me disculpan - mi padre se levanto besando en los labios a la mujer frente a mi y solo aparte los ojos de tal vision levantandome rápidamente tenia que salir de alli ahora las nauseas harían su aparición en cualquier momento


- ¿A donde vas? - pregunto mi hermana trabandome en paso.- Recuerda que saldremos a bailar hermanito- comento antes de girarse y salir con Bella del brazo en dirección a su cuarto


¿A bailar? ¿Cuando...?


¡Oh! No. Maldición.


Corrí los escalones que me separaban de mi cuarto y al pasar por la habitación de Alice escuche las risas de ambas.
Tenia que desaparecer de alli. Esconderme en el pozo mas obscuro, mas profundo que existiese.


Enjuague mi cara con agua helada y frote mi cuello con ella. Respire agitado. Su imagen estaba gravada a fuego en mi retina.


¡Estupido! - grite frente al espejo


¿Que carajo me pasaba?


¡Era la futura mujer de mi padre!


- Hijo...


¿Por que ahora?


- Si aqui estoy - dije saliendo del baño mi padre me esperaba parado en el medio de mi habitación


- Edward... se que tendras muchas preguntas que hacerme... sobre Isabella... - estaba tan nervioso


- Padre, siento mucho mi actuar, me tomo por sorpresa yo esperaba...


- Una mujer mayor ¿no? - reia con amargura


- Si es eso 


- Se que Isabella es muy joven acaba de cumplir 18 años y hasta podria ser mi hija - ¡Y por que carajo no te das cuenta de eso! quise gritarle pero me calle


- Woow pense que era mucho mayor - mentí pésimamente y mi padre solo sonrió


- Isabella ha sido mi paciente por casi dos años Edward, se que suena enfermo de mi parte pero al principio empezo como un cariño de padre - ¡ohh! demasiada información para mi cerebro - pero hasta hace unos meses recién empezamos a salir le propuse matrimonio y aqui me ves - decia curvando sus hombros mientras se sentaba en mi cama.


De verdad no queria culparlo de nada cualquier hombre en esu sano juicio se enamoraría de ella a penas la viera pero mi padre...


- Padre, lo importante es que seas feliz... - mis palabras quemaban - y si Bella te hace feliz aceptare lo que venga - dije odiándome por mentirle en la cara.


- Gracias... Edward - nos abrazamos mutuamente y luego mi padre se fue dejandome atrapado en mis propios demonios.


18 años.


Me repetía una y otra ves encontrandole lógica a todo esto pero ni si podía hacerlo. Tire de mi cabello queriendo arrancar cada uno de mis malos pensamientos.


Entonces cuando la conoció tenia 16 años ¡Es una locura! ¿Sera que a mi padre se le aflojo algún tornillo?


¡Bueno ya basta!


¡Tienes que aceptarlo!


Lo importante es la felicidad de tu padre, ¿verdad? - ya ni sabia si ese era mi objetivo




- Estamos listas - hablo Alice parada en mi puerta y apenas si me había dado cuenta


Exhale largamente desinflando mis pulmones y buscando el oxigeno que no me llegaba en estos momentos, aprete mis ojos una vez mas y sali en busca de ellas.


- Siii - decia Alice saltando cuando llegué a su lado


- ¿A donde vamos? - pregunté evitando mirarla a ella.


- Mmm conozco un lugar nuevo que esta de remate asi que mejor salimos para alli


Alice manejo sin para de hablar ni un momento Bella reía a su lado y yo como un loco enfermo no me perdia de ningún detalle desde el asiento de atrás. Varias veces nuestras miradas se cruzaron y las chispas podían sentirse en el aire.


- Edward... - chillo mi hermana demasiado excitada una ves dentro de la discoteca, al menos era un buen lugar y estaba lleno de gente - Ire por un trago - comento y antes que me diera cuenta estaba perdida entre el mundo de gente que nos rodeaba. Crei que se llevaria a Bella con ella pero me equivoque porque cuando mire hacias un costado allí estaba parada con esa blusita y faldita dorada que me dejaba sin respiración. Las luces la rodeaban sacando destellos de su piel tan nívea como la mía.


Un silencio incomodo nos envolvía y decidí ponerle fin.


- Asi que ...¿que vas a estudiar? - pregunte de repente ella se sorprendió de mi pregunta


- He... Literatura - dijo mientras se mordía el labio inconcientemente de lo que ese pequeño detalle podia ocacionar en mi ya bajo control.


- Aqui estoy...!! - grito mi hermanita sonriente entregandome un vaso de vaso de whisky y un Daiquiri de frutilla para Bella el cual rechazo - Oh vamos Bella haz de cuenta que esta es tu despedida de soltera ¡ así que ha disfrutar!-   dijo mi hermana obligandola a que tomara su trago


Esta bien Alice - repuso totalmente sonrojada



- Si me disculpan ire al baño - dije saliendo de alli a toda prisa. Despedida de soltera. ¡Rayos!.Esto se estaba yendo al demonio.

¿Por que tenia que ser tan sexi hasta para reírse?


Estraba putamente jodido atrapado en sus ojos y en la belleza de su cuerpo. Me confundia a sobremanera no saber lo que pasaba por su mente. Sus ojos apenas si me decian una pequeña parte de lo que realmente pensaba.

Al llegar vi que ambas estaban un poco tomadas.


Mi hermana nos abandono para irse a bailar con un joven conocido según ella.


Vi que varios tipos miraban a Bella con demasiado interes y me pegue a ella como una lapa. No estaba en mis planes hacerlo pero ella iba a ser la mujer de mi padre tenia que cuidarla.


Rei internamente cuando me pase el tercer vaso de whisky.


- ¿Quieres bailar? - le pregunte muy cerca de su cuello lanzandole mi aliento. Senti como se estremeció al igual que o por la cercania de mi boca en su cuello. Se veía tan apetitosa tan irresistible que tube que hace uso de toda mi fuerza de voluntad para controlar mis bajos intitos.


- Esta bien - dijo sonriente y vi que ella estaba ebria - vamos Edward - tomo mi mano y me llevo a la pista


Su cuerpo era pecado puro, ella en si lo era. Sus curvas perfectamente delineadas hacías de mi un titere a su lado.


La música no ayudaba demasiado a que nuestros cuerpo se separaran. De repente mis manos tomaron vida propia y la ubique en su cintura. Bella reía y jugaba con su cabello desquiciadamente. Estaba pensando seriamente en irme hasta al baño a descargar mi tremenda ereccion pero ella rozo mi miebro sin darse cuenta con su trasero y fue demasiado. La aprete a mi cuerpo y la apoye con ganas ella tenia los ojos cerrados y disfrutaba del contacto. Era tan sensual. Su boca entreabierta me invitaba a besarla. Acerque mi rostro al de ella lentamente disfrutando de cada centímetro del mismo.


Un tirón en el brazo me recordó que no estabamos solos. La cordura volvió a mi y Bella al sentirme lejos abrió sus ojos y reacciono a lo que estabamos haciendo.


- Creo que sera mejor que nos vallamos - dijo de repente y Alice situada a mi lado Bella asintió


No dije nada sobraban las palabras. Alice no dejo de mandarme misiles a traves de su mirada mientras que Bella dormia placidamente a su lado.


- No es necesario que me digas nada... - expuso mi hermanota


- No pensaba hacerlo soy lo suficientemente mayor como para saber bien lo que hago


- ¡ Maldición! Ella se casara con papá ¿Estas loco? - grito exasperada


- Yo... lo siento Alice los tragos se me subieron a la cabeza y ella es ... - era terrible mentir de esa forma pero no sabia como evitar la mirada acusadora de mi hermanita.


- Es hermosa, te lo dije... solo ten mas cuidado Edward - acoto antes de bajar del auto y dejarme allí mas confundido.- Tendrás que cargarla hasta el cuarto de invitados  - repuso y recién ahí caí en la cuenta de que estábamos en casa.


Abrí la puerta del acompañante y puse mis brazos bajo sus rodillas a la ves que acodaba su cabeza en mi pecho. Mi corazón se disparo como loco ante su contacto. Camine lentamente disfrutando del aroma que ella desprendía. Su cabello me rozaba la mejilla y mas de una ves quise hundir mi nariz y aspirarlo. Llegamos al cuarto de invitados y la recosté con sumo cuidado. Era tan hermosa. Demasiado. La observe unos segundos mientras Alice la arropaba. Aun se podían notar los rasgos de su niñez. Miles de flechas me atravesaban al saber el destino que ella sola se había forjado. Sacudí mis pensamientos mientras salia de su habitación y caminaba por el largo pasillo hasta la mía.


Bufe y solo quise reventarme la cabeza contra la pared iba a ser una larga noche.

3 comentarios:

cullen dijo...

me da que las cosas acaban de empezar y aun an de complicarse mas,pobre edward y bella,las que les espera.
amiga,me pongo a tus pies,cada nueva historia es magnifica.

-Ѽ- Aqua Marie Cullen -Ѽ- dijo...

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHHHH MI DIOS QUE HERMOSA HISTORIA QUIERO MAS.... ESTA INCREÍBLE ES FABULOSA VEREMOS COMO LES VA A EDWARD Y A BELLA CON ESTO....

yeye saldarriaga dijo...

ohhhhhhhhhhhh amiga me encanto, mori de verdad es wowwww Quiero mas amiga felicidades!!!!!!!!!!!!!!!!!