Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

sábado, 22 de octubre de 2011

TRAICION AL ♥ cap 28

*Bella*



-  Extraño ¿no? - pregunto dejándonos contrariados y continuó - antes que nada he de decirles que de no encontrar una solución en estos días me tuve que inclinar a esto.


- No logro captar que es lo que deseas Jacob - repuse mas perdida que nunca este hombre me desconsertaba. La simple presencia de Edward a mi lado me daba fuerzas, energía nueva renovada que no la perdería fácilmente.



- Eso es lo que trato de explicarles a ambos, me resulta frustrante está situación déjenme decirles que de no estar atado de pies y manos jamás accedería - ¡que mierda!. Mis manos comenzaron a retorcer mi blusa pero trate de calmarlas.


- Black valla al grano por favor- repuso Edward algo nervioso al parecer ambos estábamos en una 
encrucijada
Pude ver como Jake miro con desagrado a mi amado e internamente me odie por estar haciéndolo pasar por esta situación tan desagradable. Pero ahora eramos dos recordé. Ya nunca mas debería enfrentarme sola con la vida. Ahora Edward me acompañaba.


- La razón de que este aquí presente Cullen al igual que mi mujer es que debo comunicarles algo un tanto complicado. - cruce mis piernas por lo visto mi marido estaba tan o mas nervioso aun. Y la bomba que largaría no era ni por asomo lo que nosotros pensábamos.

- Jake... - dije haciendo uso de mi mejor arma


- No déjame seguir por favor cariño, se que no es lugar indicado para solucionar este tipo de cosas ni mucho menos por eso es que te pedí ir a cenar pero vendo la urgencia del caso no pude esperar, te ruego me sepas entender. Me han notificado la existencia de varias cuentas bancarias de la cual tú eres titular cariño -


¿¡Qué?!


¿Cuentas bancarias?


¿Y a mi que?


El siempre se había ocupado de todo lo mio, aunque mi abogado personal el señor Jenkens pasaba una vez al mes para comentarme sobre el estado de mis cuentas. Me parecía extraño todo esto como era posible que existiesen cuentas a mi nombre y mi abogado no lo supiera.

- No se de que me hablas Jake - dije mas calmada esto no era ni por asomo el mayor de mis miedos.


- Al parecer la herencia de tú padre no es lo único que tienes cariño las cuentas de las que me informaron pertenecían a tú madre Bella se que es un tema delicado ... - al sentir nombrar a mi madre me tense la vida de ella era todo un misterio para mi. Nunca supe nada de su familia anterior ella siempre se mostró reacia a contar sobre su pasado y ahora esto...


- No tenía idea de que mamá...


- Bella... Sí no quieres viajar está bien tienes de plazo un mes para estar allí y... - acoto mi marido y me quede de una pieza.


¿Espera dijo viajar?

¡Ohh!

¿Entonces Edward...?


- ¿Viajar? - pregunte directamente



- Sí a Brasil Río de Janeiro ese era el motivo por el cual los cité a ambos, sabes que odio dejarte viajar sola y en este caso es de suma importancia que un abogado como Cullen te acompañé para así terminar rápido todo el papeleo querida - termino Jake bastante ofuscado. Era verdad él jamas me dejaba viajar sola pero eso no era lo mejor.

¡Viajar con Edward!

¡Rio de Janeiro!

Un sueño hecho realidad.

¡Quise levantarme y saltar a los brazos de mi marido por entregarme al amor de vida!

Empecé a soñar sobre las miles de cosas que podríamos hacer a la distancia. La forma en que podríamos amarnos sin ataduras sin nadie a quien responder solo el y yo.


- Creo que la situación en la empresa no es la adecuada para realiza un viaje en este momento- repuso Edward y me quede helada al escucharlo

¿acaso se estaba negando a viajar conmigo?

¡No!

¡Por dios resé para que mi marido le rebatiera semejante estupides.!


- ¡Oh! No claro que no de no ser por usted Cullen todo iría peor que nunca pero todo está en camino ya el contrato millonario con los suizos fue examinado y Heidi podrá terminarlo de seguro por mi parte puede viajar tranquilo a no ser que su novia lo detenga aquí- la simple mención de su novia me dejo estupefacta.


¿Que era esto?


Edward....


No quise ni mirarlo. Estaba mas que claro que él no me estaba contando todo de su vida. Y yo había sido la tonta al caer en manos de un hombre que apenas si conocía. Aggg. Quería gritar explotar allí mismo.


- Para nada Black estoy listo para viajar cuando sea necesario, mi novia entenderá - su vos sonó relajada


- Me parece perfecto y tú querida ¿que harás? - dijo mi marido y no supe que contestarle aun estaba molesta por el actuar de Edward si a él le gustaba jugar entonces aguántate me dije internamente.


- No veo la razón por la cual ir con el señor Cullen Jake podrías acompañarme tú también eres abogado cariño o Paul - dije con sorna a sabiendas de que Edward estaría como una pava hirviendo


- Lo se pero sabes que sino me quedó esto se va al tacho Paul también debe viajar a Chicago y nadie queda al frente - gracias al cielo Jake se negó a mandarme con ese idiota a mi tampoco me caía en gracia


- Por que no dejas a Heidi al frente - dije una ves mas y vi por el rabillo del ojo que Edward se removía inquieto en su asiento.


- No está preparada aún además sólo serán unos diez a lo sumo quince días cariño sino quieres ir lo entenderé amor


¿Quince días?

Oh! Vamos esto no me lo esperaba al parecer hoy era un día de sorpresas.
Algo mal estaba en el mundo para que mi marido me dejase irme así como así por casi dos semanas con Edward.


- Está bien acepto ir creo que Esme no se opondrá sí me llevó trabajo a Brasil - respondí y Edward soltó el poco aire atorado en sus pulmones. Sonreí internamente por mis logros.


- No se preocupe señora mi madre la adora - respondió mi amado y se ruborizo por su comentario.


- Su madre es maravillosa Cullen mandale saludos de mi parte, muy bien que le parece si ultimamos detalles del viaje - sabia a ciencia cierta que Jake solamente bancada a Esme y a Carlisle y a mi querida amiga a los demás ni por asomo. extendió una carpeta a su abogado - allí están las direcciones de los bancos y demás que necesitaran. Leah les reservó el hotel y ya alquiló un auto para ti amor los pasajes son para mañana a las siete de la mañana - termino mi marido y no me gusto la forma en que lo dijo yo conocía ese tonito y al parecer esto le estaba costando demasiado pero ... ¿por que lo hacia?


- ¿Mañana? - pregunte atoran dome con la saliva


- Sí es que yo salgo está madrugada para New York y creí que era necesario acabar con todo lo más rápido posible - maldito bastardo lo tenia todo organizado esta me las pagaría. Igualmente mi yo interno le agradecía por entregarme inconscientemente a los brazos de mi amado.


- Creo que es lo mejor, sí me disculpan me voy a empacar esto me ha tomado por sorpresa veo que lo tenías bien armadito - repuse saliendo de allí azotando la puerta tras de mi



Camino a casa solo pensé en los días que tendría para estar con Edward y en lo bien que me la pasaría en Brasil. Estaba feliz mas que eso estaba excitada por lo que vendría el nombre de mi amiga se filtro en mis pensamientos y sin dudar la llame.

- Alice...

- Hola Bella que bueno escucharte linda - se escuchaba la risita de mi otra amiga

- Amiga necesito ayuda... - dije mientras aparcaba el auto en el garaje - ¿Rose esta contigo?

- A tus ordenes tan solo dime que debo hacer y si ella esta aquí a mi lado

- Ok perfecto las necesito a ambas ahora en mi casa

- Pero...

- Las espero aquí no tarden ¿si? - dije riendo al sentir la frustración de Alice al no saber nada. Me pareció escuchar que Rose le dijo que acelerara el auto.

Mis amiga llegaron en menos de lo que canta un gallo y reí al verlas entrar como una tromba

- Aquí estamos ahora dinos para somos útiles

- Necesito que me ayuden a empacar


- ¿Empacar? - dijo Rose

- ¿Te vas? - pregunto Alice mirándome confundida

- Nos vamos Edward y yo a Brasil por quince días - chille como loca y ambas saltaban a la par mía

- ¿De veras?

- Es genial Bella, perfecto. Ahora cuéntanos todo

- Al parecer mi madre poseía cuentas allí y debo ir a resivir mi herencia. Y por supuesto Edward es el mas indicado para acompañarme según mi marido

-¿ Estas de broma no? - Rosalie no reaccionaba a mis palabras

- Yo también estoy tal cual amiga

- ¡Oh! Si lo sabia bueno ahora solo queda empacar veremos.. ¿que hay aquí? - Alice estaba sumergida dentro de mi closet sacando pilas y pilas de ropa desde dentro

- Woow!,.Solo espero que esta sea una oportunidad para ambos y que al fin quede todo arreglado entre ustedes además podrán conocerse - decía Rosalie mas convencida mi8entras empezaba a doblar ropa en mi maleta.

- También lo espero amiga. Amo a Edward y creo que este viaje sera decisivo para nosotros

- Siii!! bueno ahora manos a la obra - dijo Alice sacando un tercer maleta del closet.

- Disculpe señora el señor Black acaba de llamar dijo que viene en camino - repuso Kebi antes de retirarse

- Sera mejor que nos apuremos - repuso Rose ayudando a Alice

Mi móvil sonó y las deje a ambas para atender

-Hola amor mio no sabes cuanto Te amo - comento


- Yo también amor perdóname pero es que esperaba otra cosa. - dije


- Lo se amor yo también en fin todo salió mejor de lo que esperábamos


- Tienes razón mi vida nos vemos es el aeropuerto me es imposible salir de nuevo Jacob llamó a casa acaba de salir y viene hacia aquí -

- Bella... Sólo porque se que te tendré para mi quince días en medio de una playa espectacular no te reclamó mi besito de las buenas noches - supuse que estaba bromeando

Ambos reímos distendiendo el ambiente era terrible estar separados.


- Cuando regresemos... - dijo de pronto y me tense


- Lo haré yo no quiero que te involucres en esto Edward, pensaba hacerlo hoy amor pero...


- Estamos juntos en esto amor y así será para siempre.


- Tienes razón- suspire pausadamente


- Siempre la tengo mi vida


- Veo que se le subió el ego abogado - bromee y mis amigas rodearon los ojos


- Hoy más que nunca




Jacob llego con el tiempo justo para preparar su maleta no quise cruzarme con él por eso me quede en la cocina ayudando a Kebi con la cena.


- Bella... - su vos me dejo helada y cuando reaccione Kebi había desaparecido de mi lado


- ¿Ya te vas? - dije tan solo


- Si no creo que alcance a cenar amor - sus brazos rodearon mi cintura y me separé de él brutalmente. Jake tan solo bufo - Se que estas molesta por todo esto pero prometo recompensar te mi vida


-Jacob antes que nada quiero que sepas que no soy una niña a la cual manejas a tu antojo, soy lo suficiente mente mayor como para tomar decisiones. Realmente te desconozco. Jamas. Me escuchas - chille sabia que estaba mal lo que hacia pero la rabia que traía acumulada hacia semanas estaba a flor de piel- Jamas vuelvas a decidir por mi. Nunca.


- Mi vida perdona me - su vos sonaba a pura angustia mucho mas su semblante parecía que tenia estaba llevando una lucha interna y me odie por hacerle esto - lamento todo de veras estoy arrepentido por todo lo que paso hoy pero... no encontré otro modo Bella entiende por favor - rogaba y cada vez el viaje se me hacia mas extraño


- Jake - dije acercándome a él. Estaba destruido su rostro denotaba ojeras muy oscuras debajo de sus ojos y en ellos una tristeza inmensa que no supe identificar a algo mas que mi partida - sabes que no es necesario que viaje ¿verdad?. Puedo quedarme e ir otro día necesitamos hablar.


- No. Tienes que irte es necesario. Cuando regreses hablamos de lo que tu quieras mi vida. Se me hace tarde. Perdón ame por no ser el hombre que tu te mereces pero te prometo que cuando vuelvas todo volverá a la normalidad - dijo besan dome la frente y saliendo de la cocina dejándome con una mar de dudas en mi cabeza.


Apenas si probé bocado. La conversación con Jacob me dejo un trago amargo. Algo estaba sucediendo y debía de ser grave porque Jake nunca había demostrado tal estado de angustia frente a mi.
Suspire varias veces mientras me desvestía. Ya en la cama programe la alarma y me quede sumida en mis pensamientos. Buscando algún indicio algo que me dijese que era lo que estaba ocurriendo pero nada de lo que mi loca cabeza me llevaba a buen puerto. Bufe por mi falta de imaginación y el rostro de mi amado volvió a mi.

Cerré los ojos y me deje llevar por mi dulce sueño. Mañana viajaríamos al otro lado del mundo juntos. Nada ni nadie podría interrumpir mi felicidad no ahora. No cuando había encontrado al hombre de mi vida. A Edward. Disfrutaría de cada segundo que estuviese con él al máximo. Ya cuando regresara terminaría mi matrimonio con Jake era lo mejor.

El sueño llego a mi y sonreí con la imagen de Edward a mi lado juntos lejos y frente a un nuevo amanecer.

3 comentarios:

Mundo Paralelo dijo...

Debo ponerme a leer poco a poco todo lo de este blog, porque todo pinta bastante bien ^^
Un saludito desde Mundo Paralelo

LauNeluc

cullen dijo...

estara jacob arrepentido de sus infedelidades?
tarde amigo,bella ya esta cogida,jeje.
besos amiga,pasa un gran finde y descansa.te quiero linda,cuidate.

Laura dijo...

Bueno ya el viaje se va hacer la duda q tengo es q le pasa a Jacob algo grave tiene q ser para q este tan angustiado y sea asi con Bella cuando se despidio q pasara con el...
cuidate mucho rina saludos!