Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

martes, 1 de noviembre de 2011

Corazon de tempano

Capitulo 5

La mañana del viernes llego,y con ella,todos mis temores a flor de piel. Me encontraba en mi cuarto decidiendo que me iba a poner para recibir a la familia de Edward,estaba de los nervios.
Doris entro en mi cuarto y observo con una mueca todas las prendas extendidas por el suelo.
-¿Se puede saber que estas haciendo?
¡Parece que ha pasado un huracán!-Me dijo divertida.
-Muy graciosa Doris,pero hoy no me sale la risa,estoy aterrada.-
Ella me miro pensativa y dijo.
-Las señoras Cullen.¿No es así?-
Asentí con gesto de horror.
-Tranquila Bella,les agradaras.-
Dijo acercándose hacia el armario y escogiendo un par de prendas,una falda y una blusa blanca,la falda llegaba hasta las rodillas con una ligera abertura en el lado derecho.
Después miro detenidamente y al final,me entrego unos zapatos blancos de tacón bajo.
Cuando me puse todo me miro y sonrió satisfecha.
-Con esto y los pendientes del otro día estarás perfecta.
-¿Los de perla blancos?-
-Exacto,pontelos,perfumate y listo.
Tu futura suegra esta apunto de llegar.-
Temblé ante la anticipación del momento.
-Gracias Doris,no se que hubiera echo sin ti.-
-No hay de que.-Me dijo ya en el umbral de la puerta.
-Para eso están las amigas.-
Le sonreí en respuesta sintiéndome culpable por ocultarle la verdad,si ella se enterara de cual era mi motivo para ser la esposa de Edward...quizá me juzgara,y no podría soportar ver el rechazo en sus alegres ojos marrones.
Sacudí mi cabeza para quitarme esas ideas,lo echo echo estaba,y ya no había vuelta atrás en esta locura de boda.
Hice lo que mi amiga me aconsejo,me coloque los pendientes y me perfume. Escuche unas voces provenientes del exterior,mire por la ventana y vi a Edward abrazando a una mujer con el pelo cobrizo como el suyo de unos cuarenta y cinco años,era hermosa.
Detrás de ella había una chica morena con el pelo bien peinado,era bajita y lucia preciosa. Parecía impaciente por abrazar a Edward.
Di un sonoro suspiro,la hora tan temida había llegado,por lo que baje a enfrentarme a mi destino,cruel destino.
Llegue a la sala donde ya todos estaban reunidos en el gran sofá,al entrar se hizo el silencio,y todas las miradas se posaron en mi.
Después de unos minutos que se me hicieron realmente largos,Edward se levanto y vino hasta a mi.
-Mama,hermana,esta es Bella.-Dijo abrazándome por la cintura.
-Mi prometida.-
Su madre se levanto y se acerco hasta nosotros seguida de su hija.
-Es un placer conocerte hija.-Dijo estrechándome entre sus brazos.
Me tense durante un instante,pero luego,le devolví el abrazo sin entender porque.
Sentí un calor dentro de mi pecho,era un calor agradable y reconfortante,esta bella mujer me acababa de conocer,y me había llamado hija.
Por un momento pensé en mi madre,hacia mucho tiempo que no la veía,la ultima vez que hablamos me dijo que estaba muy ocupada y que ya me llamaría ella.
Fue el día de mi cumpleaños,y me colgó sin darme tiempo de decir nada.
Y aquí estaba la madre de Edward,regalándome el abrazo que siempre quise que mi madre me diera.
-El placer es mio señora.-
-Oh,nada de señora,dime Esme hija.-
Le sonreí sin poder evitarlo,despertaba algo en mi que no sabría comprender.
-Yo soy Alice.-Dijo la pequeña chica dándome dos besos en la mejilla.
-Encantada Alice.-Le dije devolviendole los besos.
Estuvimos conversando durante horas mientras tomábamos te en el sofá de la sala,ellas querían saber sobre mi,y yo no tuve ningún reparo en contarles lo que querían.
-¿Y como es que te enamoraste de mi hermano?
¡No hay quien le aguante!-Dijo Alice divertida.
Sentí como Edward se tensaba a mi lado e instintivamente,le cogí de la mano.
-Tu hermano es un hombre fabuloso y de gran corazón,solo hay que tratarlo y tener paciencia con el.-
Al tiempo que decía esas palabras,me di cuenta de que podrían ser muy ciertas.
Ya había notado que Edward ocultaba algo,pero sabia que no me diría nada,nuestro trato era nulo.
Me dije que en nuestro viaje de luna de miel,me acercaría mas a el. Si íbamos a estar casados,lo mas sano para ambos es que al menos,fuésemos amigos.

El día transcurrió ameno,cenamos todos juntos en la gran mesa y después Esme y Alice se retiraron a sus cuartos,estaban cansadas por el viaje.
-Yo también me retiro.-Le dije a Edward poniéndome en pie.
-¡Bella!-
-¿Si?-
Se quedo mirándome a los ojos,yo hice lo mismo,y me perdí de nuevo en ese pozo verde que daba paso a su alma.
Sus ojos eran preciosos,y el era realmente atractivo,tan guapo...
-¿Bella me escuchas?-
Di un bote en mi lugar al oír mi nombre,el me miraba divertido,al parecer había estado mirando mas de la cuenta,me ruborice al instante.
-¿Que decías?-Susurre.
-Que mañana deberás de apañarte sola con mi madre y mi hermana.-
Le mire extrañada por sus palabras.
-¿A donde vas?-
-¿Acaso importa?-
-Tu mama podría preguntar,y puesto que voy a ser tu esposa se vería raro que no me informaras.-
-Muy aguda,voy a trabajar,tengo unos pendientes en la oficina.-
-¿Con tu familia de visita?-
-He dicho que tengo unos pendientes de los que ocuparme.-
-¿Y no puede hacerlo otro?-
En ese momento Edward me miro con la furia llameando en sus ojos.
-¿Pretendes controlarme?-Dijo haciendo un esfuerzo por no levantar la voz.
Su mirada me asusto,había demasiada ira en ella.
-No es mi intención te lo aseguro.-Dije retrocediendo.
-Yo creo que si,te crees que puedes hacer lo que te venga en gana.-
-De verdad que no,solo lo decía porque descansaras y pasaras un rato agradable con tu familia.-
-Pues ahorrate tus consejos.-Me dijo cada vez mas furioso.
-No eres nadie aquí,recuerdalo bien.-
Y dichas esas palabras corrió escaleras arriba y escuche un portazo desde su cuarto,no entendía que había pasado.
¿Por que se comportaba así?
¿Siempre había sido tan frió y despiadado?
Me deje caer en el suelo vencida por las lagrimas,que resbalaban por mi cara incesantes.
No podía casarme con el,debía anular el compromiso.
Podía soportar su indiferencia,incluso su ego de macho dominante.
Pero no podía casarme con alguien a quien temía.
Si,Edward Cullen había conseguido intimidarme.
Nunca lo había visto tan enfadado en estos dos años,era déspota,y lo sabia,pero nunca pensé que pudiera asustarme.
Hoy lo había conseguido.
Sabia que estaba fallando a mi padre,pero no podía pasar por esto,le temía,no podría vivir en su misma casa.

El sol entro por la ventana,me incorpore perezosamente en la cama,no tenia ganas de nada,deseaba quedarme encerrada en mi cuarto todo el día.
Pero sabia que el subiría a buscarme,y no deseaba quedarme con el a solas.
Me duche y vestí con lo primero que encontré,unos pitillos ajustados y un palabra de honor blanco.
Cepille mi cabello y me perfume.
Cuando llegue a la sala ya todos estaban levantados.
-Buenos días Bella.¿Dormiste bien?-
Me pregunto una alegre Esme desde el sofá.
-Si,gracias.-Respondí con una media sonrisa.
Alice vino hasta mi dando pequeños saltos por la sala,tenia la gracias de una bailarina.
Paso su pequeño bracito por mi cintura y me animo a unirme a ellas llevándome hacia la mesa,donde nos sentamos las tres a desayunar.
-¿Y Edward?-Debía hablar con el,y mejor hacerlo con gente en la casa,ya no sabia de lo que era capaz cuando se enojaba.
-Ha salido muy temprano hacia la empresa,me dijo que te avisara que no podría venir a comer y que se ausentaría hasta tarde,al parecer tenia que solucionar varios inconvenientes.-
Me informo Esme.
Que cínico.
¡Como si algún día se hubiera aparecido a la hora de comer!
¡Ni que le importara lo que yo pudiera pensar!
Al fin y al cabo,solo seria su esposa por contrato,y no si podía evitarlo,cancelaría esta absurda boda.
No estaba dispuesta a vivir con un ogro durante un largo año.
-Bella-La voz de Alice me saco de mis pensamientos.
-¿Si?-Ella tenia una radiante sonrisa en su rostro,era muy hermosa.
-¡Nos vamos de compras!-
-Si,tengo mucho que comprar.-Se animo Esme también.
-Esta bien,las acompañare.-
Era lo mínimo que podía hacer por ellas,después de todo,ellas no tenían la culpa de tener un hijo y hermano tan despiadado.
Me estaban tratando con mucho cariño,y la verdad era que me sentía muy a gusto en su compañía,me agradaban.
Las dos eran nobles personas,y estaban emocionadas porque Edward al fin había encontrado el amor.
Si ellas supieran...

Mientras recorríamos las tiendas,Alice parecía enamorarse de todos los zapatos que encontraba.
-Este es,esta echo a mi medida.-
-Eso dijiste de los últimos diez pares.-Le dijo Esme sonriente.
-Lo se mama,pero no me digas que no son hermosos.-
Esme me miro y las dos reímos sin poder evitarlo,Alice era una compulsiva de las compras.
-Bella,pruébate este vestido,estoy segura de que te veras preciosa.-
Me acerque a ver el vestido que Alice me mostraba,era azul cielo de gasa,era ajustado hasta la cintura,de cintura para abajo tenia vuelo,y solo un tirante para el brazo en la parte izquierda.
Mire el precio y mis ojos se abrieron desmesuradamente.
-¿Ocurre algo Bella?-
-Yo...yo,es-
-¿Que sucede hija?-Me pregunto Esme maternal mente.
-Es que...no tengo tanto dinero.-Dije al fin.
Ella me miro con cariño en sus ojos.
-Seras la esposa de mi hijo,puedes comprar lo que desees.-
-No Esme,no quiero gastar su dinero.-
-No digas tonterías cielo,tienes todo el derecho.-
-Pero no deseo hacerlo,siempre me he ganado las cosas por mi misma.-
Ella me observaba sin perder detalle.
-Bella no digas mas tonterías y pruebatelo.-
-No Alice.-Le dijo Esme.
-Si ella no quiere no podemos obligarla,aunque yo me ofrezco a regalártelo.-Dijo esto ultimo sonriendo.
Entonces cogió mis manos entre las suyas.
-Cariño,puedo ver cuanta bondad hay en tu corazón.-
Aprovecho que Alice había corrido entusiasmada para ver un vestido negro de fiesta.
-No se porque tu mirada se ve tan triste,pero quiero que entiendas que puedes contar con mi cariño pase lo que pase.-
Me quede estática ante sus palabras.
¿Como se había dado cuenta de que algo sucedía?

4 comentarios:

limalimon dijo...

me encanto el cap :) me gusta que edward sea tan frió, de verdad :) aunque espero que cambie, por supuesto.
oww...Esme es un encanto!!

por cierto, soy nueva seguidora jejeje

un besito!

Emperatriz dijo...

Que buen cap, me gusto Edward es interesante.

Besos

Laura dijo...

Uy no este Edward es mas frio xq sera asi sera x algo q le paso quien sabe pero q aguante de Bella yo no podria jaja,vamos a var si le dice algo cuando lo vea me gusto mucho el capitulo saludos cullen!

Rina dijo...

Hay hermana este capitulo estuvo fabuloso creo que no le ha faltado ni sobrado nada como buen lectora debo ser imparcial y decirte que la historia esta muy bien encaminada de apoco esta metiéndose en temas mas detallados al menos ya parte de la familia entro el fics y eso le suma mucho crédito. El cariño de Esme sorprendió a la pobre Bella al menos eso le dará fuerzas para continuar y batallar su amor por ese hombre tan frió y despiadado. Amo a Edward eso es publico ya jejeje y en estas facetas me trasporta a otra dimensión te felicito por el gran crecimiento que tuviste en este capitulo un fuerte abrazo y a esperar hasta el jueves bonita!!