Los personajes de esta historia no me pertenecen. son propiedad de la magnifica Stephenie Meyer autora de la Saga Crepúsculo.
La trama y el desarrollo de los personajes son de mi propiedad.

Seguidores

martes, 31 de enero de 2012

Amarte es inevitable

Aqui od dejo dos nuevos capitulos de esta historia chicas,por que amar es inevitable y el amor me inspira.



Capitulo 2

Edward tomo unos sorbos,pero ella no toco su copa.
-Si esa es tu idea de un chiste,yo no la comparto.-Dijo ella enfadada.
-Media noche entonces.-Dijo el sin ceder.
-¡No! Esta comida sera todo lo que tu y yo hagamos juntos.-
-¿Tienes miedo de divertirte?-
-¡Claro que no!-
Bella estaba empezando a irritarse de verdad.
-A mi me parece que si. Has venido a Roma para decidir si estas preparada
para casarte,sera una perdida de tiempo si no tienes el valor para poner a prueba tus dudas.-
-¿Que clase de prueba?-Pregunto ella asustada.
-Mi hermana da una pequeña fiesta esta noche,quiero que vengas.
Si te diviertes conmigo,sabrás que Jacob no es tan importante en tu vida.
-¿Y que sacas tu de todo esto?-
-Una chica bonita con la que acudir a la fiesta.-
El camarero llego para retirar el servicio,esperaron a que se retirara y reanudaron la conversación.
-¿No tienes que trabajar mañana en la agencia?-Pregunto ella.
-He cogido unas vacaciones. Hoy es domingo,cogeré el vuelo hacia Nueva York a primera hora del sábado.¿Y tu?-
Bella descubrió que no le gustaba pensar que estaría lejos de ella,aunque no tenia sentido.
-Yo también me iré el sábado.-Respondió.
-Muy bien.-Dijo Edward.-Ambos tenemos cinco días y podríamos pasarlos juntos,yo te enseñare Roma y tu evitaras que mi hermana me empareje con alguien. Estoy seguro de que a montado la fiesta solo para eso,y francamente,prefiero encontrar a mi alma gemela yo solo.
Bella tenia sus dudas,y por su expresión el debió de darse cuenta,ya que le dijo.
-Te llevare al hotel en cuanto me lo digas.-
Al ver que ella no respondía continuo.
-Te recogeré a las ocho.-
-¡Oye! Todavía no he dicho si acepto.-
-Oh Bella,no puedes decir que es mas divertido pasear sola por una ciudad desconocida.
-No.-Admitió ella recordando lo sola que se había sentido con un único día.
-Entonces acompañame y haz la prueba,luego decides si quieres o no que te enseñe Roma.-
El parecía tan seguro,que Bella no encontró objeciones.
-De acuerdo.-Dijo finalmente.
Edward hizo una señal al camarero y pidió café y la cuenta.
-No llevas anillo de compromiso.-
Observo el mientras tomaban el café.
Bella se encogió de hombros.
-Puedes atribuirlo a un problema de económico,cuando Jacob me pidió matrimonio vivíamos de nuestras becas y de los trabajos de verano.
Los dos tuvimos una infancia difícil,los padres de Jacob murieron en un accidente de trafico. Los míos se separaron,por lo que los dos crecimos de de manera parecida.-
Edward escuchaba atentamente todo lo que ella le decía.
-¿Donde creciste Bella?-
-En Forks con mi padre,cuando cumplí la mayoría de edad me fui a Arizona a vivir por mi cuenta.-
Edward solo la observaba y asentía a lo que le decía.
-¿En que piensas?-Pregunto ella.
-Lo que estaba pensando no te va a hacer gracia.-
-Entonces no me lo digas.-
-No lo haré,no hasta que crea que estas preparada.-
Ella quiso preguntarle que quería decir con aquello ,pero en ese momento llego el camarero con la cuenta.
Edward pago la cuenta y ayudo a Bella a levantarse,recogieron sus chaquetas,y salieron fuera del local.
-Puedo llevarte a donde quieras.-Se ofreció el.
-Gracias,pero no hace falta,me apetece pasear.
Y quisiera ver el coliseo.-
-Recuerda,te recogeré en el hotel a las ocho.-
Con un gesto inesperado levanto la mano y le acaricio la mejilla.
-Ten cuidado.-Edward dio media vuelta y cruzo la calle hacia un volvo plateado que había estacionado junto a la acera.
Bella echo a andar ensimismada.
Su caricia había sido apenas un roce,pero todavía podía sentirla en la mejilla. Había sido tierna,como la caricia de un amante .
Su corazón se lo susurraba,pero su mente se negaba a creerlo.
No sabia de donde se sacaba aquella sensación de que Edward la reclamaba para si cuando ya había dejado bien claro cual era su interés en ella.
Compañía para la comida,porque odiaba comer solo.
Y una amiga para la fiesta,para que su hermana no intentase emparejarlo con nadie. Tenia sentido si el no deseaba comprometerse seriamente con nadie durante su breve estancia en Roma.
Ella pronto volvería a casa para reunirse con Jacob,una vez dominara y venciera sus dudas. Pero...¿Por que dudaba?
Bella,aun invadida por la extraña sensación que Edward provocaba en ella,
camino a lo largo de una de las avenidas mas famosas sin darse cuenta de lo que veía.
Estaba demasiado absorta en aceptar lo que le había sucedido desde que se había encontrado con Edward.
Bella intento decirse que había conocido a un atractivo y excitante hombre
que intentaba manipularla para sus propios propósitos.
Pero no tenia sentido.
No se encontraba de humor para usar el sentido común.
Se le había ofrecido la oportunidad de escapar de la realidad por un breve instante,e iba a aprovechara.
Quizás no fuera ella misma,pero...
¿Cuando había sido ella misma de todas formas?
Ya tendría tiempo de volver a la realidad dentro de muy poco.
Continuo paseando sintiéndose de mejor humor a cada paso que daba.
Intento convencerse de que era por el champan,aunque sabia perfectamente que la causa era Edward.
Pero no estaba dispuesta a preocuparse por eso,llegado el momento lo compararía con Jacob y redescubriria su cariño.
Cuando eso sucediera podría regresar a Arizona y entregarse a Jacob con la misma libertad con la que lo había echo el ultimo verano.
Habiendo llegado a esa conclusión,no volvió a pensar en Jacob otra vez.


No hay comentarios: